Disciplina para Adelgazar

Cuando escuchamos la palabra disciplina, muchos llegamos a pensar en maestros o padres enojados con niños, soldados entrenando en la armada o cosas que implican mucho sacrificio o esfuerzo. ¿Esto esto la disciplina? ¡La realidad es que no!

La disciplina significa una cosa: Hacer las cosas que tenemos que hacer sin importar si tenemos ganas o no de hacerlo. Simple definición en teoría, pero no tanto en la práctica.

Para perder peso y adelgazar con éxito es necesario tener disciplina todos los días. Sin disciplina es imposible perder peso y lograr una gran figura. ¿Por qué? Porque cuando se nos presenten tentaciones o momentos en los que tengamos ganas de comer “chatarra” o de no hacer ejercicio, la disciplina es lo que nos mantendrá por el buen camino y nos ayudará a no fallar constantemente.

Como adelgazar comiendo

Disciplina para Adelgazar

Una de las mayores causas de tantos fracasos al intentar adelgazar es que la gente no tiene disciplina. ¿Tienes tú? Si no es así, te tengo buenas noticias: es posible ir desarrollando el hábito de la disciplina, el cual va de la mano con la fuerza de voluntad.

Mientras más fuerza de voluntad tengas, más disciplina irás desarrollando. Fuerza de voluntad implica decir no cuando sea necesario. Si un día sales con tus amigos y comen pizza sabrás decir no y comer algo más nutritivo si tienes una buena fuerza de voluntad, lo cual también te dará más disciplina. Pero cuidado, cada vez que caigas en tentaciones o no hagas lo que sabes que tienes que hacer, tu disciplina y fuerza de voluntad van a ir bajando.

Es como una cadena que te puede llevar al éxito y a excelentes resultados o a momentos complicados en los que no se ve ningún tipo de avance.

Para ir desarrollando tu disciplina y fuerza de voluntad comienza a ir cumpliendo poco a poco con cosas que sabes que debes cumplir para adelgazar. Incluso en otras áreas de tu vida, si cumples de forma excelente, te ayuda a tener más disciplina en tus rutinas, alimentación y todo lo relacionado a la pérdida de peso.

Come bien, haz ejercicio todos los días y verás que comenzarás a sentirte muy bien contigo mismo(a). Mientras más lo hagas, más disciplina tendrás.

Todo comienza en la mente

La mente es una herramienta muy poderosa, la cual puede ser nuestro mejor aliado o nuestro peor enemigo, dependiendo de cómo la usemos. Si desde un principio crees en ti mismo(a) y estás 100% seguro(a) que vas a lograr adelgazar, entonces todo se vuelve mucho más sencillo.

No importa si no has tenido buenos resultados antes, eso no quiere decir que no lograrás cosas buenas en el futuro, no lo tomes como una referencia.

Tienes que estar absolutamente convencido(a) de que lograrás tu objetivo. Si tienes dudas o crees que vas a fallar, al menos un poco, todo es más complicado.

Ten metas claras

Muchas personas no logran desarrollar el hábito de la disciplina porque no tienen metas claras y concisas. Tener metas ayuda a siempre sabe qué camino hay que tomar y hacia dónde dirigirse.

Si no tienes metas, es el momento perfecto para crearlas. ¿Cuántos kilos quieres bajar? ¿Para cuándo?

Por ejemplo: Quiero bajar 15 kilos para el 10 de Agosto. Es importante que sea lo más específica posible y que incluya una fecha límite.

A partir de tu meta, lo mejor es crear un plan de ejercicios y una rutina de alimentación que te permita alcanzarla. La exigencia de tu ejercicio y tu alimentación dependerá mucho de tus metas. Si quieres bajar sólo 5 kilos en 3 meses, no necesitarás realizar tanto ejercicio comparado con tener que bajar 20 o 30 kilos.

Si necesitas puedes consultar con algún experto en nutrición o ejercicio que te guíe por este proceso. Yo te recomiendo mucho la dieta Paleo para bajar de peso y crear músculo en poco tiempo.

La nutrición es lo más importante. Si logras cumplir con disciplina tu plan alimenticio que incluya buenos nutrientes y alimentos que te permitan quemar grasa, estarás por muy buen camino a conseguir el cuerpo que tanto deseas.

Recuerda, la disciplina es muy importante y necesaria para adelgazar. Si no tienes la suficiente, qué mejor momento para comenzar a desarrollarla.

¿Qué Tanto Influye la Actitud en la Pérdida de Peso?

Cuando intentamos adelgazar, es normal que haya momentos complicados, momentos en los que pensemos que ya no podemos lograr nada y que nos den ganas de abandonar todo y volver a los viejos hábitos de no hacer ejercicio y comer alimentos chatarra.

Todos, absolutamente todos los que intentamos adelgazar y lucir una mejor figura tenemos momentos de incertidumbre y dificultad. La diferencia entre el éxito y el fracaso es cómo reaccionamos ante este tipo de situaciones. Si nos dejamos vencer al primer obstáculo que encontremos, nunca podremos adelgazar.

En cambio, si seguimos adelante y sabemos superar las adversidades, seguro que lograremos bajar los kilos que queramos.

Uno de los factores que determina la forma en la que reaccionamos antes cualquier situación complicada es nuestra actitud.

Actitud positiva dietas
Una buena predisposición y actitud positiva antes de comenzar cualquier dieta, nos ayudará mucho a cumplir con nuestros objetivos

Si afrontamos la pérdida de peso con una actitud pesimista y pensando que no lograremos nada positivo (como casi todos lo hacen), lo más probable es que los resultados sean negativos y no logremos absolutamente nada. Por otro lado, si cambiamos nuestra perspectiva un poco, confíamos en nosotros mismos y pensamos que vamos a lograr todo lo que nos propongamos, el éxito será mucho más probable.

¿Cuál es tu actitud en estos momentos?

Te invito a evaluar cuidadosamente con qué tipo de actitud estás afrontando la pérdida de peso en estos momentos. Trata de ser lo más honesto(a) posible, ya que de nada sirve reflexionar sobre nuestra actitud si no admitimos la verdad. Si sientes que estás siendo muy negativo(a) o pesimista, no te preocupes, suele suceder.
Lo importante es, a partir de que te das cuenta que necesitas cambiar tu actitud, llevar a cabo un plan para lograr cambiarla.

Comienza a cambiar tus pensamientos, a tener una perspectiva mucho más positiva que antes y a pensar que obtendrás buenos resultados. ¿Confías enti mismo(a)? Si no confías en ti y en tus posibilidades, ¿quién más lo hará? Nadie.

Una buena actitud con motivación, determinación y pensamientos positivos puede ser la gran diferencia entre el éxito y el fracaso en cualquier cosa que quieras lograr, ya sea bajar de peso, iniciar un negocio, etc.

Así que ya sabes, la diferencia está en la actitud. Si es necesario, cámbiala, será de las mejores decisiones que puedes tomar en tu vida.