¡Cuidado! No Bebas tus Calorías

Muchas personas que tratan de adelgazar se esfuerzan mucho por crear una gran rutina de alimentación reducida en calorías y que les permita tener todos los nutrientes necesarios para poder comenzar a ver buenos resultados en poco tiempo.

Crean un excelente plan en dónde comen verduras, frutas, ensaladas, proteínas, carne sin grasa, avena, cosas integrales y cosas similares. Sin embargo, después de algunas semanas cumpliendo bien con su plan alimenticio, no ven tan buenos resultados como esperaban, incluso casi nada de avances.

¿Por qué sucede esto?

Aunque muchas personas sigan un buen plan de alimentación, es posible que estén cometiendo un gran error: beber sus calorías. Con esto me refiero a consumir bebidas como refrescos, jugos embotellados, alcohol, Starbucks, aguas de sabor y otras cosas.

Todas estas bebidas contienen colorantes, químicos y azúcar, ingredientes que promueven el sobrepeso y la obesidad. El refresco es sin duda una de las principales causas de tanta obesidad y diabetes en nuestra sociedad.

De nada sirve comer una rica y nutritiva ensalada si se va a acompañar con una Coca-Cola. La cantidad de azúcar que tienen los refrescos y bebidas similares pueden arruinar por completo una buena alimentación.

refrescos

Es por eso que te recomiendo mucho….¡NO beber calorías!

Cuando comas, acompaña tus bebidas con AGUA natural. Los refrescos de dieta no tienen calorías pero sí muchos químicos y endulzantes artificiales que pueden afectar tu salud mucho a largo plazo.

Lo mejor es siempre tomar agua, mínimo 2 litros al día. Otras bebidas que podrían ser buenas son el té y café sin azúcar.

Quizá de vez en cuando puedas tomarte una copa de vino, una cerveza o un vaso de tu refresco favorito, pero muy pocas veces. Este pequeño pero poderoso cambio en tu dieta hará que tus resultados se aceleren y consigas adelgazar mucho más rápido. ¡Te lo aseguro!

botellas de agua

Comienza Paso a Paso

 

Si estás muy acostumbrado(a) a tomar cierto tipo de bebida como refrescos, jugos o cualquier otra similar; será complicado eliminarla de tu dieta de la noche a la mañana. Mejor te recomiendo ir poco a poco.

Si tomas diario una botella de 2 litros de Coca-Cola, comienza a tomar sólo 1 litro, después medio litro y así hasta que la elimines por completo de tu dieta y sólo la tomes muy de vez en cuando.

Los hábitos alimenticios que practicamos desde hace tiempo no son tan fáciles de cambiar en poco tiempo, es mejor ser pacientes e ir haciendo pequeños cambios que podamos asimilar con mayor facilidad.

Así que ya lo sabes, aunque se tenga un gran plan de alimentación, de nada sirve si se consumen bebidas altas en carbohidratos, azúcar, químicos y endulzantes. Toma agua, adelgaza y cambia tu vida hoy mismo :)

La decisión es sólo tuya.