Cómo Bajar de Peso: 3 Formas de Lograrlo

Millones de personas alrededor del mundo quieren perder peso y verse mejor, de eso no hay duda. La obesidad y sobrepeso están cada vez más presente en nuestra sociedad, la comida chatarra está en todos lados y es cada vez más común que la gente no lleve una dieta nutritiva.

Si quieres bajar de peso, no estás solo(a), muchas personas lo intentan todos los días, unas tienen éxito y otras fracasan por diferentes circunstancias. ¿Cúal es tu caso?

Cómo Bajar de Peso – 3 Oportunidades

Si estás teniendo complicaciones o sientes que no esos kilos no se van, aquí te presento 3 formas de bajar de peso que FUNCIONAN. La que más te recomiendo es la primera, pero las otras dos sin duda también funcionan.

¡Elige una y comienza hoy mismo!

1. Dieta Paleo/baja en carbohidratos

 

La dieta Paleo es una gran opción que cada día es más popular entre las personas que buscan perder peso y aumentar masa muscular. Consiste en consumir puros alimentos no relacionados a la agricultura, es decir:

  • NO Pan
  • No Pastas
  • NO Granos
  • NO Trigo
  • NO Harinas blancas
  • NO Tortillas
  • NO Azúcares refinadas o artificiales

En fin, todo los alimentos que surgieron con la agricultura hace aproximadamente 10,000 años no pueden ser consumidos. ¿Entonces qué puedo comer con la Dieta Paleo?

  • Carne
  • Pollo
  • Pescado
  • Frutas
  • Verduras
  • Semillas
  • Nueces
  • Almendras
  • Etc.

Desde que el humano llegó a este planeta, nuestra alimentación se basaba en estos alimentos, no había nada de pan, pastas, harinas, azúcar artificial, etc. Muchas personas dicen que la grasa no es el principal enemigo de la pérdida de peso, lo son los carbohidratos, en especial los artificiales.

Todos estos alimentos que surgieron en la agricultura son carbohidratos artificiales que, en caso de no ser quemados después de comerlos, se transforman en glucosa para después ser almacenados en el cuerpo como GRASA.

La dieta Paleo es baja en carbohidratos, alta en proteínas, vitaminas y alimentos naturales que estamos acostumbrados a comer desde nuestros origenes.

Te recomiendo probarla y estoy seguro que notarás excelentes resultados.

2. Dieta más flexible y variada

Otra buena opción para perder peso es llevar una dieta más variada y que incluya todos los tipos de nutrientes, es decir, comer carbohidratos, grasas, proteinas y todo lo demás de forma equilibrada y variada.

Los resultados con esta dieta podrían llegar en más tiempo, pero también puede funcionar de forma exitosa. Eso sí, debes cuidar dos aspectos importantes:

  • No abusar de los carbohidratos y grasas saturadas
  • Controlar tus porciones

Si no controlamos las porciones, es fácil comer de más y seguir ganando peso en lugar de bajarlo. También es importante no abusar de la comida chatarra ni de los carbohidratos procesados.

Mientras más natural y real sean tus alimentos, mucho mejor.

3. Poca o nada de carne

Otro camino que puedes tomar es volverse vegetariano o no consumir carnes (pollo, res, pescado, etc). Muchas personas que comienzan una dieta basada en vegetales y alimentos que no tengan origen animal experimentan una gran pérdida de peso; es como una gran limpia para su cuerpo.

Si estás harto(a) de la carne o sientes que debes tomarte un descanso, puedes probar esta opción. También puedes ser menos exigente y comer carne únicamente 2 veces por semana o algo similar.

Otras personas por ejemplo sólo eliminan de su dieta la carne de res y puerco, dejando el pollo y pescado como alimentos que si pueden comer. Todo dependerá de tu situación y necesidades.

Advertencia: Si casi no comes carne, ten cuidado con el consumo de carbohidratos como pan y pastas, ya que puede aumentar en este tipo de dietas. Contrólalo y que no se salga de proporción ;)

Ingrediente esencial: Ejercicio

Cualquiera que sea tu elección de dieta y alimentación, es importante siempre acompañarlo con un ingrediente esencial y que te ayudará a tener resultados mucho más rápido: el ejercicio.

Sin ejercicio, perder peso es mucho más complicado y lento. Te recomiendo una actividad física cardiovascular, aunque también puedes hacer ejercicios de resistencia y pesas.

Puedes ir al gimnasio, salir a correr, practicar algún deporte, hacer ejercicio en casa o cualquier otra cosa que te guste y disfrutes. Mínimo de 30 a 40 minutos durante 5 días a la semana.

Los beneficios son muy buenos, no sólo para tu pérdida de peso, también para que tu cuerpo funcione mejor, tengas más energía, evitar enfermedades y goces de una mejor calidad de vida.

¿Qué te parecieron estas 3 opciones para bajar de peso?

La que más te recomiendo es la Dieta Paleo, es lo mejor para tu cuerpo y para verse mejor en poco tiempo. Mientras menos carbohidratos artificiales y procesados comamos, mejor salud y peso tendremos.

Los 3 Enemigos de la Pérdida de Peso

Es un hecho que bajar de peso no es algo fácil. Si así fuera, la obesidad y sobrepeso no serían uno de los más grandes problemas en la sociedad y las personas estarían en forma y sin esos kilos de más.

¿Por qué es difícil adelgazar?

Existen muchas razones por las que las personas, por más que quieren, no logran perder peso y grasa corporal como les gustaría. La buena noticia es que hay personas que han logrado perder peso con éxito y de forma permanente; esto es una prueba de que cualquiera puede lograrlo con un buen plan.

En este artículo te presentaré 3 enemigos de la pérdida de peso. Analiza tu situación para ver si alguno de estos 3 elementos están presentes en tu vida y de qué forma están afectando tus objetivos.

3 Enemigos para la perdida de peso
3 Enemigos para la perdida de peso

1. Comida Chatarra

La comida chatarra es sin duda uno de los enemigos más grandes de la pérdida de peso y de las personas que buscan estar en mejor forma. A todos nos gusta comer esos alimentos que tan buen sabor tienen pero que al mismo tiempo contienen altos niveles de grasa, carbohidratos, azucares y nutrientes que promueven la obesidad.

Lo peor de todo es que la comida chatarra es lo que encontramos en todas partes. Nuestra sociedad se ha vuelto dependiente de estos alimentos y cada vez es más complicado encontrar alimentos nutritivos en los supermercados, restaurantes y tiendas.

¿Qué hacer al respecto?

Si quieres perder peso, es vital que reduzcas lo más posible el consumo de comida chatarra. Eliminarla por completo de tu alimentación puede que sea muy complicado, en especial si estás acostumbrado(a) a comer estos alimentos.


Te recomiendo ir poco a poco. No tiene que ser un gran cambio de la noche a la mañana; con el paso de los días puedes ir reduciendo la presencia de estos alimentos en tu vida diaria.

2. La búsqueda del placer inmediato

A los humanos nos encanta hacer las cosas con el mínimo esfuerzo posible. Si hay una forma de lograr algo más rápido y fácil, inmediatamente hacemos todo para que así sea.  Nos basamos mucho más en buscar placer inmediato que en sacrificarnos al corto plazo para lograr buenos resultados al largo plazo.

Por ejemplo, cuando comemos alimentos chatarra, siempre buscamos placer inmediato por el sabor de estas comidas. También cuando no hacemos ejercicio, se nos hace fácil en el momento no realizar el esfuerzo que implica la actividad física.

Lo malo es que cuando hacemos las cosas que nos dan placer o satisfacción inmediata, los resultados a largo plazo no son buenos. Cuando comemos chatarra, a largo plazo nos sentimos culpables y subimos de peso, al igual que cuando preferimos no hacer ejercicio.

Los resultados a corto y largo plazo son siempre opuestos. La clave está en sacrificar el placer o satisfacción inmediata para poder obtener buenos resultados a largo plazo. Si logras hacer esto, estarás por el buen camino de la pérdida de peso.

3. Malos Hábitos

Todos nosotros tenemos hábitos establecidos que determinan en gran parte lo que hacemos en el día y el tipo de resultados que vamos obteniendo. Si nuestros hábitos son negativos, nuestros resultados son negativos.

¿Por qué son tan importantes nuestros hábitos?

Porque implican comportamientos que hacemos de forma automática, sin esfuerzo alguno. Los hemos hecho tantas veces que nuestro cuerpo ya está acostumbrado a realizarlos de forma inconsciente.

Si nuestro objetivo es adelgazar con éxito, es importante evaluar los hábitos que tenemos el día de hoy y después hacer algo para cambiarlos por otros positivos que faciliten la pérdida de peso y grasa.

Comienza creando uno o dos hábitos cada 30 días. Identifica el comportamiento que quieres realizar, puede ser algo como hacer ejercicio todos los días por la mañana, comer diario ensalada, dejar de tomar refresco, dejar la comida rápida o cualquier otra cosa.

Practica este nuevo comportamiento comportamiento por 30 días y verás que tu cuerpo se irá adaptando muy rápido y ya no te costará tanto trabajo ya que lo lleves haciendo por este tiempo. Obviamente los primeros días serán complicados; es vital que no falles por más trabajo que te cueste. A partir del día 10 ya no será tan difícil como al principio.

Si logras combatir de forma efectiva estos 3 enemigos de la pérdida de peso, tus resultados serán mucho mejores. Todas las personas que buscamos adelgazar nos tenemos que enfrentar a cada uno de ellos, sólo dependerá de nosotros si los vencemos o nos dejamos derrotar.

Espero que este artículo te haya ayudado y recuerda seguir visitando el blog para tener acceso a más contenido y tips para adelgazar de forma efectiva y rápida.

Como Bajar de Peso Rápido: La Única Guía que Necesitarás

Si te encuentras confundido porque tu mayor deseo saber como bajar de peso rapido pero no sabes ni por donde comenzar, ¡hoy es tu día de suerte! En esta guía encontrarás toda la información necesaria para eliminar esos kilos extra y poder tener al fin la figura que tanto deseas. Estoy seguro al terminar de leer esta información, sabrás con mucha más certeza qué hacer y cómo comenzar a bajar de peso lo más rápido posible. Prepárate porque esta guía tiene el potencial de cambiar tu vida para siempre. Te aseguro que en ningún otro lugar encontrarás contenido tan buena y de tanta calidad.

¿Qué tengo que hacer para bajar de peso?

Esta es la pregunta que miles y millones de personas se hacen todos los días alrededor del mundo. Si en algún momento de tu vida te has preguntado algo similar, no estás solo; la obesidad y sobrepeso son problemas que enfrenta la sociedad moderna todos los días del año. Y al parecer, no va a terminar, al contrario, día con día se va haciendo más grande.

Para bajar de peso rápido y con éxito, es posible que pienses lo más obvio y lo que todos dicen: hacer dieta y ejercicio. Si todo el mundo sabe esto, ¿por qué son muy pocos los que logran adelgazar? Esta claro que el ejercicio y una buena alimentación son claves para bajar de peso rápido, pero NO es lo único que se debe tomar en consideración.

En esta guía aprenderás qué otros factores influyen en tu éxito o fracaso al momento de querer adelgazar.

Psicología (Mentalidad)

La herramienta más importante y poderosa para bajar de peso rápido ya la tienes y siempre la has tenido: tu mente. La psicología y mentalidad son temas no muy usados pero que tienen una gran influencia en todas las áreas de nuestra vida.

¿Cómo usar la mente para bajar de peso?

Excelente pregunta. Pero primero, me gustaría que analices, ¿Cómo es tu mentalidad? ¿Tienes algún tipo de prejuicio o creencia que te está afectando? ¿Confías en ti mismo(a)?

Algunos de los “síntomas” más comunes de una mentalidad débil son:

  • Crees que eres una persona “gorda” o con sobrepeso que nunca logrará eliminar esos kilos y grasa de más
  • Crees que “así naciste”, entonces “¿para qué intentar bajar de peso, si nunca lo voy a lograr?”
  • Piensas que porque tus padres, abuelos o tíos tienen sobrepeso, tu también debes tener y no lo puedes bajar porque así es tu genética
  • El pretexto de “no tengo tiempo” para hacer ejercicio es muy usado en tu vida
  • Sueñas con bajar de peso pero sabes que es imposible lograrlo, es solo una fantasía
  • Crees que estás destinado a vivir con sobrepeso u obesidad el resto de tu vida, te resignas y sigues con hábitos de comer mucha grasa y no hacer ejercicio.
  • Crees que estar a dieta es un gran sacrificio que no vale la pena ya que siempre que lo intentas no logras absolutamente nada
  • Te dejas influenciar por lo que te digan las demás personas. Estás probando una nueva dieta y algún familiar o amigo te comenta: “¿otra dieta? mejor renuncia, siempre tendrás sobrepeso”, esto afecta tu motivación y puede hacer que renuncies
  • No crees en ti mismo, te basas en los fracasos del pasado y piensas que todo seguirá igual

La mayoría de las personas (tengan o no sobrepeso), tienen creencias y pensamientos falsos y limitantes que les impiden cumplir con sus objetivos y los dejan “estancados” en el lugar donde están, sin poder hacer nada. En el caso de las personas que buscan bajar de peso, 9 de cada 10 no lo logra en gran parte porque su mentalidad no concuerda con los objetivos o metas que se pone.

Quieren bajar 10 kilos pero en el fondo esa voz tan molesta en la mente les dice “no lo lograrás”, “todos menos tú” y “serás gordo(a) el resto de tu vida”. ¿Así como lo lograrán?

Es como tratar de llegar de Los Ángeles a Las Vegas en un auto pero con el freno de mano puesto, ¿en cuánto tiempo crees llegar? Para llegar más rápido a tu meta u objetivo, es necesario quitar ese freno de mano para que el viaje sea más rápido, divertido y fácil.

El primer paso para mejorar tu mentalidad es detectar cuales son los pensamientos y creencias falsas que están afectando tu vida y tus ganas de querer perder peso lo más pronto posible.

Ejercicio Rápido

Identifica las creencias y pensamientos que tienes cuando piensas en bajar de peso, en dietas, ejercicio y en lucir una gran figura. Anota todas las que puedas en una hoja de papel o cuaderno. Después, a lado de cada frase, anota lo mismo pero de forma positiva.

Por ejemplo – “Estoy destinado a siempre tener sobrepeso” – “Estoy bajando de peso con éxito todos los días”. Es importante que la frase positiva sea en presente porque así programas a tu mente en este momento, como si ya lo estuvieras logrando y no para el futuro.  Ejemplos:

  • “Soy exitoso(a) y todos los días bajo de peso y quemo grasa”
  • Me gusta hacer dieta y cuidar mi alimentación todos los días
  • Disfruto del ejercicio cada vez que me toca hacerlo

Ya que tengas tus frases positivas a lado de los pensamientos limitantes, vas a hacer algo muy simple: repetirlas 3 veces al día por 5 minutos en voz alta. Te parecerá un poco “tonto” repetirlas en voz alta, pero en verdad ayuda mucho, más aún si lo haces con un toque de emoción. Si te da pena, hazlo cuando no haya alguien alrededor, así nadie te escucha :)

Te aseguro que después de varios días y semanas, te darás cuenta que tu mentalidad está cambiando y que tus pensamientos poco a poco van siendo muy distintos a los de siempre. No olvides ni un día repetir estos pensamientos y frases positivas, te aseguro que verás resultados.

A continuación te dejo algunos de los aspectos más importantes que puedes mejorar con tu mentalidad:

  • Confiar en ti mismo y en tus posibilidades para bajar de peso
  • Saber motivarte y tener la fuerza de voluntad suficiente para evitar tentaciones
  • Saber y estar consciente que se presentarán obstáculos que inevitablemente debes superar, de lo contrario será imposible adelgazar
  • Saber enfocarse al largo plazo y no solo buscar el placer y la satisfacción inmediata mediante las comidas “prohibidas” como chocolates, pizza y hamburguesas.
  • Tener una buena autoestima y una imagen buena de nosotros mismos para estar seguros que lograremos el objetivo.
  • Saber establecer metas y cumplirlas día con día.

Imagina tu mentalidad como si fuera el auto en donde vas a conducir a tu destino, el cual es bajar de peso con éxito.  Una gran mentalidad equivale a conducir un BMW, Merdeces-Benz o Audi; mientras que una mentalidad pobre y llena de pensamientos negativos equivale a conducir un Jetta del año 88 o cualquier otro auto viejo, descuidado y sin velocidad.

Esta analogía me parece excelente porque permite a cualquier persona darse cuenta de lo importante que es la mentalidad. Lo bueno es que conducir un BMW en este caso no cuesta nada de dinero, pero si esfuerzo, fuerza de voluntad y enfoque. Sigue todos los tips que te he dado sobre el tema y llegarás mucho más rápido a tu destino.

Fuerza de Voluntad

Uno de los componentes más importantes de la mentalidad y la psicología para bajar de peso rápido es la fuerza de voluntad. Gracias a este increíble “poder” podemos mantener disciplina y motivación para lograr cualquier cosa que nos propongamos en la vida.

Cuando hablamos sobre la pérdida de peso, la fuerza de voluntad es muy importante porque sin ella, es prácticamente imposible lograr nuestro tan anhelado objetivo. Imagina que no tuvieramos fuerza de voluntad, cualquier oportunidad para “romper” nuestra dieta con alimentos chatarra seguro la tomaríamos. También dejaríamos de hacer ejercicio muchos días por apatía, flojera o falta de disciplina.

Si tu objetivo es bajar de peso rápido, es necesario y esencial que desarrolles una buena fuerza de voluntad que te ayude todos los días a seguir con determinación y motivación hacia tus objetivos.

¿Cómo desarrollar fuerza de voluntad?

Existen muchas formas en las que puedes incrementar tu fuerza de voluntad. Una técnica que me ha funcionado mucho a miy a muchas personas es ponerse “pequeñas pruebas” durante algunos días.

Por ejemplo, una de las pruebas que más me gusta hacer es comprar en la tienda una bolsa de papas fritas y una barra de chocolate (o cualquier otro antojo); después los pongo en mi cuarto o en algún lugar donde pueda verlos. La prueba está en aguantarse las ganas y no comer esos alimentos chatarra durante el mayor número de días posible.

Para la mayoría de las personas este tipo de pruebas parece una tortura, pero creeme, cuando logras aguantar varios días o incluso semanas y las papas y chocolates siguen ahi, te sentirás muy bien contigo mismo(a) y habrás desarrollado mucho tu poder de fuerza de voluntad.

También puedes realizar pequeños ejercicios, por ejemplo, proponerte no ver nada de televisión, no comer pan o no tomar refrescos durante todo un día. Cualquier reto que puedas hacerte a ti mismo, al cumplirlo, tu fuerza de voluntad aumentará mucho.

Prueba y verás que estarás mucho más motivado para adelgazar.

Planeación

Además de la fuerza de voluntad, existe otro componente que es igual de importante para poder bajar de peso rápido: la planeación.

Planear cada paso que vamos a tomar en nuestra pérdida de peso es indispensable porque de lo contrario, todo se hace de forma aleatoria, sin una visión clara de lo que se quiere hacer y cómo se quiere hacer.

Un plan de pérdida de peso exitoso no es algo que se hace en 5, 10, 30 minutos o 1 hora. Es un proceso que se debe realizar de forma cuidadosa y con tiempo; pero tampoco se trata de pasar meses creando “el plan perfecto” para que al final no se haga nada.

Tómate unos pocos días para crear el plan que vas a implementar los próximos meses tomando en cuente los siguientes factores:

  • Tu principal meta u objetivo. Puede ser bajar 10 kilos, perder 8 cm de cintura, tonificar tu abdomen o bajar 50 kilos. Cualquiera que sea tu meta, es muy importante que sea lo más específico posible. “Bajar de peso en poco tiempo” no es una meta, es una simple fantasía. “Bajar 10 kilos de grasa” es una verdadera meta, pero le hace falta un componente esencial….
  • El Tiempo o fecha límite. Si tu meta no incluye una fecha límite para cumplirla, de nada te va a servir crearla. Además de ser específica, debes establecer un tiempo para cumplirla. Así que, “Bajar 10 kilos de grasa para el 20 de Noviembre de 2011” es una VERDADERA meta.
  • Seguimiento. Tu plan debe ser accesible para que puedas seguir tu progreso conforme lo vas poniendo en práctica. También debe ser flexible, ya que en muchas ocasiones es necesario modificarlo de alguna u otra forma. Por ejemplo, si el ejercicio que habías puesto es demasiado para tu nivel de condición física, podrías disminuir la intensidad.
  • Debes ser realista. Crear un plan en base a fantasías imposibles no ayuda en nada. Lo mejor es que tu plan y tus metas se adaptan completamente a tu realidad y estilo de vida. De nada sirve poner que vas a ir 4 horas al día al gimnasio cuando sabes que no tienes tanto tiempo disponible. Si tu meta es bajar 20 kilos en un mes, lo mejor es que la olvides y la modifiques a algo más alcanzable, por ejemplo, bajar 8 kilos en un mes o alguna cifra similar.
  • Imagínate poniendo en práctica tu plan. Antes de decidir si tu plan es adecuado, cierra los ojos e imagínate todos los días poniéndolo en práctica, comiendo sanamente, haciendo el ejercicio que elegiste o la dieta que escogiste. ¿De verdad te ves haciéndolo? Si no es así, modifica y adapta mejor tu plan a tu estilo de vida, escoge ejercicios que en verdad disfrutes y alimentos nutritivos que disfrutarías, por más complicado que parezca.
  • Planear por si solo no sirve. Por ejemplo, si me paso 1 mes completo creando el plan perfecto que me hará bajar de peso con éxito. Pero ya que tengo todo listo me da miedo, flojera, o simplemente no hago nada y sigo comiendo chatarra y sin hacer ejercicio. Es obvio que no voy a perder ni un solo kilo. No dejes que te suceda algo así; en cuanto acabes tu plan, ¡inmediatamente ponlo en acción! Mientras más tardes en hacerlo, más probabilidades hay de que no hagas absolutamente nada.

Si una buena mentalidad es como el auto que usamos para llegar a nuestro destino, el plan es el mapa que nos conducirá a ese destino. Imagina que ya tengo mi Audi listo y voy a conducir desde Dallas, Texas hasta Nueva York. Pero el único mapa que tengo es uno que me dice como llegar a Chicago. ¡Es obvio que no llegaré al destino deseado! Es necesario tener el mapa correcto.

Asegúrate de que tu plan para bajar de peso rápido concuerde con tus metas y que cumpla al 100% con las características que acabamos de analizar, de lo contrario, estarás usando el mapa equivocado y será mucho más complicado que llegues a tu destino.

Así que, además de una buena mentalidad, es muy importante también planear cada paso que se va a realizar, así tus posibilidades de éxito aumentan en un 99%.

Dieta

Aunque la palabra “dieta” no sea del agrado de muchas personas, es necesario hablar de una buena alimentación cuando queremos bajar de peso, es inevitable. Existen muchas dietas y programas de ejercicio que según te hacen bajar de peso comiendo lo que quieras, ya sea pasteles, pizzas, hamburguesas o chocolates, lo que tu quieras.

Dudo mucho que todos estas dietas “milagrosas” funcionen porque es muy, pero muy complicado perder peso si al mismo tiempo se están consumiendo alimentos grasosos, chatarra y que solo aportan calorías innecesarias al cuerpo.

Para en verdad lograr bajar de peso rápido, lo mejor es reducir el consumo de estos alimentos lo más posible. Ojo, no estoy diciendo que los elimines por completo de tu vida. Todavía podrás comer pizza, chocolates o dulces, pero con mucha menos frecuencia. Digamos que comida saludable un 90% o 95% y alimentos “chatarra” en un 10% o 5%, hasta un poco menos las primeras semanas.

Estar en una dieta no significa sacrificarse y sufrir todos los días por estar comiendo alimentos “sin sabor” y que no son del agrado de nuestro paladar. No lo veas así porque puede ser mucho peor. Desafortunadamente para todos, los alimentos que más nos gustan y disfrutamos son los que más nos hacen subir de peso, así que no hay otra opción que comerlos con mucha menos regularidad.

Una rutina que funciona

Un gran consejo es tomarte un día a la semana para darte esos placeres prohibidos y comer algún chocolate, postre o comida “chatarra” que te guste mucho. Esto debes hacerlo solo un día por semana y de forma muy controlada, ya que si te excedes corres el riesgo de arruinar todo el esfuerzo hecho los demás días con tu dieta normal.

Ejemplo: una rebanada de pizza, una barra de chocolate obscuro, un helado sencillo, una hamburguesa pequeña, un dulce o cualquier otro antojo que tengas en pequeñas porciones. Esto ayuda mucho porque además sabes cuándo puedes “romper” tu dieta con confianza y te evitas que los demás días tengas demasiada ansiedad o impulsos emocionales.

Solo recuerda hacerlo con mucha precaución y que no se te salga de control el consumo de estos alimentos.

En la siguiente sección veremos algunos alimentos que te recomiendo consumir, independientemente de la dieta que elijas. Te aseguro que te ayudarán a bajar de peso rápido y con mucha más facilidad.

Qué Comer

Todo se resume en una palabra: balance. Existen un sin fin de dietas que te hacen comer puras proteínas, puros carbohidratos o puros alimentos bajos en azúcar. Otras “radicales” que te hacen comer solamente manzanas por una semana, arroz y verduras por 1 mes o cualquier otro alimento específico por algún determinado tiempo.

Todas estás dietas pueden funcionar al momento, pero a largo plazo tienen el potencial de dañar nuestra salud y hasta provocarnos un gran efecto de rebote. Lo mejor es escoger una dieta variada y que tenga un balance entre los grupos de comida más importantes, como lo son las proteínas, los carbohidratos y grasas (de las buenas).

Una verdadera dieta que te ayude a perder peso no solo se enfoca en un alimento o un grupo de alimentos. Tu cuerpo necesita todo tipo de nutrientes que vienen de distintos alimentos; no es nada bueno solamente comer proteínas, carbohidratos o peor aún: solo comer manzanas, arroz, melón o agua con atún.

Dicho esto, comencemos a ver los grupos de alimentos más importantes y cómo debes consumirlos para bajar de peso rápido.

Proteínas

Para un adulto promedio, la Asociación de Agricultura de Estados Unidos recomienda al menos 0.8 gramos de proteína al día por cada kilogramo de peso. Por ejemplo, si pesas 80 kilos, es recomendable consumir 64 gramos de proteína.

Sin embargo, si vas a hacer ejercicio se forma regular y buscas mejorar tu figura, lo mejor es aumentarle un poco la dosis de proteína diaria, ya que estos son solo requerimientos mínimos.

Algunas buenas fuentes de proteína diaria son:

  • Pechuga de Pollo
  • Jamón de Pavo
  • Salmón, atún y otros pescados sin grasa
  • Carne (con la menor cantidad de grasa posible)
  • Claras de Huevo
  • Almendras y nueces

Como sucede con las calorías, te recomiendo revisar la cantidad de proteína que tienen tus alimentos en las etiquetas de los productos de tu dieta. También es importante mencionar que la proteína es esencial para mejorar la masa muscular, lo cual también ayuda a bajar de peso rápido.

Carbohidratos

Es muy recomendable para cualquier adulto que el consumo diario de carbohidratos sea aproximadamente el 50% de las calorías que consume en todo el día. Hay que tomar en cuenta que cada gramo de carbohidratos equivale a 4 calorías. Entonces, si diario consumes 2,300 calorías, el 50% serían 1,150 calorías; divides esas calorías entre 4 y te da 287.5 gramos de carbohidratos al día.

Si estás tratando de perder peso, te recomiendo reducir un poco la cantidad de carbohidratos que consumes al día a un 40% o 45%.

Es muy importante tener en cuenta que existen cierto tipo de carbohidratos que debemos consumir y otros que debemos evitar lo más posible si nuestra meta es adelgazar lo antes posible.

arroz
El arroz en una de las bases de la alimentación en cualquier dieta.

Los carbohidratos que te recomiendo mucho más consumir son los complejos, ya que estos tienen una digestión mucho más lenta en el cuerpo y contienen nutrientes de mucha mejor calidad. A continuación te dejo algunos alimentos con este tipo de carbohidratos:

  • Frutas
  • Verduras
  • Arroz (de preferencia integral)
  • Frijoles (sin grasa)
  • Avena
  • Pan integral (con moderación)
  • Azúcares naturales

Los carbohidratos que no debes consumir si quieres bajar de peso son los simples. Algunos ejemplos son las pastas, pan y harinas blancas, azucares refinadas, dulces, jugos embotellados de fruta, refrescos, pasteles, cereales azúcarados y de más.

Te recomiendo también revisar las etiquetas de tus alimentos para que revises cuantos carbohidratos y de qué tipo contienen los productos de tu dieta.

No creas todos esos comentarios que dicen que todos los carbohidratos son malos, como acabamos de ver, existen unos que se deben evitar y otros que son excelentes para tu nutrición y pérdida de peso.

Grasas

Es recomendable que la cantidad de grasa en una dieta balanceada sea el 30% de las calorías que se consumen todos los días. Este porcentaje puede variar dependiendo de la persona y sus necesidades. Para bajar de peso, es posible que tenga que ser un poco menor, pero tampoco bajarlo demasiado.

Al igual que los carbohidratos, hay grasas “buenas” y grasas “malas”. No pienses que todas las grasas son malas y debes evitarlas al 100% para poder bajar de peso rápido; de hecho hay algunas muy importantes y fundamentales para un buen funcionamiento del cuerpo.

Las grasas que debes consumir lo menos posible en tu dieta si tu objetivo es perder peso son las trans y las saturadas. En la siguiente sección de “qué no comer” veremos algunos ejemplos de alimentos con este tipo de grasas.

Contrario a lo que mucha gente piensa de forma errónea, existen grasas muy buenas para el cuerpo y para la pérdida de peso. Las más recomendables son las poliinsaturadas y las monoinsaturadas. Ejemplos de estas grasas:

  • Salmón
  • Mantequilla de Maní (con moderación)
  • Aceite de Oliva
  • Almendras y Nueces
  • Aguacate (¡excelente opción!)
  • Suplementos como pastillas de aceite de lino o aceite de salmón

Cada gramo de grasa equivale a 9 calorías, así que debemos ser muy cuidadosos al momento de consumirlas, en especial si son saturadas o ácidos grasos trans.

Que NO Comer

En esta sección repasaremos algunos alimentos que debes evitar lo más posible para poder bajar de peso. En las secciones anteriores ya vimos algunas grasas y carbohidratos que no es bueno consumir en exceso, ahora veremos comidas en específico. A menos que hayas nacido ayer, seguramente ya tienes una muy buena idea de los alimentos que no son buenos para bajar de peso.

Comidas que NO debes consumir para poder bajar de peso más rápido:

  • Papas fritas, papas a la francesa, doritos o cualquier otra botana frita.
  • Comida Rápida (La mayoría de ella, con excepción quizá de algunos alimentos en Subway)
  • Galletas azucaradas, pasteles y postres
  • Dulces
  • Pan y harinas blancas como donas, teleras, bisquets, conchas y otro tipo de pan dulce.
  • Tortillas
  • Pizzas, lasagna y pastas
  • Y todo tipo de alimentos con alto contenido de carbohidratos simples, grasas saturadas, grasas trans, sodio y azúcar.
chips
Las chips y otros aperitivos no suelen aportar buenas calorías, por contra contienen muchas grasas innecesarias que podemos eliminar si moderamos su consumo.

Recuerda que estos alimentos no están 100% prohibidos de una dieta enfocada a la pérdida de peso. Todavía podrás comer alguno postre o ir a tu restaurante favorito de comida rápida, pero como ya vimos, debe ser con menos frecuencia y mucha moderación.

Si quieres mantener una vida saludable, sin riesgos de alguna enfermedad y con una gran figura, estos alimentos deben ser la última prioridad en tu lista.

NOTA IMPORTANTE: Cuando menciono que comer estos alimentos con moderación es posible, debes ser muy cuidadoso(a). No estoy diciendo que puedas comer todos los días “chatarra” con moderación. A lo que me refiero es que puedes darte un antojo si acaso una vez a la semana y en porciones pequeñas, sin salirte de tono en tu dieta.

Existen muchas personas que creen que si comen alimentos “prohibidos” todos los días con moderación podrán bajar de peso y mantener una vida saludable. ¡Esto es totalmente falso! Tu principal enfoque deben ser los alimentos nutritivos que te ayuden a quemar grasa, no caigas en ese error que muchos cometen.

Bebidas

Ya que vimos el aspecto de la comida y la dieta, es momento de analizar un poco las bebidas, ya que también son fuente de calorías y nutrientes para el cuerpo. Lo mejor que puedes hacer es nunca “beber tus calorías”. Con esto me refiero a no tomar:

  • Refrescos
  • Jugos en botella
  • Bebidas energéticas como Gatorade
  • Alcohol
  • Leche
zumo
Los zumos de fruta naturales, aun siendo bebidas que nos aportan una gran cantidad de beneficios al organismo, contienen generalmente mucho azúcar, por lo que habrá que limitar su ingesta.

La leche puedes tomarla sin es muy baja en grasas. El alcohol aporta calorías completamente innecesarias, sin ningún tipo de nutriente para el cuerpo, así que lo mejor es evitarlo completamente de tu dieta; pero si te gusta la cerveza, el vino o cualquier otra bebida, puedes consumirlo en pequeñas porciones que no afecten tanto a tu dieta y consumo diario de calorías.

La bebida que más te recomiendo es el agua, un componente fundamental para bajar de peso rápido y con éxito. Acostúmbrate a acompañar tus comidas con agua, puede parecerte muy aburrido y algo que nunca podrías lograr, pero de verdad te ahorras muchas calorías innecesarias cuando desayunas, comes y cenas con agua.

Los jugos de fruta natural son buenos, pero te recomiendo más comer la fruta entera sin hacerla jugo, aunque no afecta tanto como otras bebidas.  Otra muy buena bebida es el té verde o té helado sin azúcar.

Tip: Cambiar los Hábitos es la Clave

La mayoría cree que las dietas y una buena alimentación es solo un proceso temporal que se implementa cuando se quiere bajar de peso. Lo que sucede cuando se piensa esto es que si la persona logra bajar de peso con éxito, después, al creer que ya logro su objetivo, vuelve a sus hábitos anteriores y comienza nuevamente a comer alimentos chatarra en abundancia. Esto provoca que vuelvan a subir de peso y hasta en muchas ocasiones peor que antes.

Comer bien y mantenerse en forma es un estilo de vida y no algo temporal. Cuando bajes de peso es posible que puedas volver a comer un poco más esos alimentos que tanto te gustan, pero hazlo con mucha precaución y sin descuidar tu alimentación.

Haz un compromiso de que siempre vas a comer bien y a reducir el consumo de grasas saturadas, trans y carbohidratos simples de forma permanente y no sólo mientras quieres bajar de peso. Esta es la clave para mantener tu pérdida de peso para siempre.

La Fórmula que Siempre Funciona

Existe una fórmula muy sencilla para bajar de peso y en la cual te recomiendo mucho basar tu dieta y rutina de ejercicio. La formula consiste en quemar más calorías de las que consumes en el día.

Para lograr esto, es necesario que sepas la cantidad de calorías al día que necesitas consumir por día, dependiendo de tu situación y tus objetivos.  Para eliminar o bajar un kilogramo de grasa corporal es necesario quemar 7,700 calorías. Entonces, si reduces unas 400 o 500 calorías a tu consumo diario y aumentas tu ejercicio para quemar 300 o 400 calorías extra al día, bajarás aproximadamente entre medio y un kilo de grasa a la semana.

Depende mucho de cuántas calorías reduces a tu consumo diario, la calidad de los alimentos que consumes y la intensidad del ejercicio que haces, el cual determina las calorías extra que quemas por día.

Entonces, si reduces de 2,200 a 1,800 calorías de consumo diario y haces una hora o 45 minutos de spinning al día, en donde quemas entre 400 y 700 calorías, estarás por el buen camino a la pérdida de peso.

Ten en cuenta que estas cifras son solo un estimado. Lo mejor es que investigues cuántas calorías necesitas consumir al día y qué ejercicio te proporciona efectividad en cuanto a la quema de grasa.

Ejercicio

Además de la dieta, el ejercicio es otro de los componentes esenciales para bajar de peso rápido. Hacer ejercicio no solo te ayuda a bajar de peso, también te da muchos otros beneficios, entre los cuales destacan:

  • Quema calorías. Como ya vimos, si quieres quemar más calorías de las que consumes, es fundamental hacer ejercicio de forma frecuente
  • Ayuda a incrementar masa muscular
  • Ayuda a mejorar tus habilidades físicas y atléticas
  • Mejora tu salud en todos los aspectos
  • Te da más energía, vitalidad y claridad mental

El ejercicio no opcional, es una necesidad y parte fundamental de la receta completa para bajar de peso con éxito.

Gimnasio
Cualquier tipo de ejercicio ayudará a la perdida de peso.

¿Qué tanto ejercicio?

Muchas personas tienen la creencia que para bajar de peso necesitan pasar horas y horas en el gimnasio todos los días o correr 5km por día para poder ver resultados. No te dejes llevar por esta idea errónea; no necesitas estar hacer tanto ejercicio para ver resultados positivos en tu pérdida de peso.

Dependiendo de tu estado físico, de cuántos kilos necesites bajar y de tu estilo de vida es como vas a elegir la mejor rutina de ejercicios que se adapte a tus necesidades. No creas que para tener avances tienes que sufrir y sentir dolor en el cuerpo como los que van al gimnasio y se la pasan horas ahí. De preferencia escoge una actividad física que disfrutes para que no veas el ejercicio como una obligación o como algo que no quieres hacer.

Por ejemplo, puedes jugar tennis o fútbol si te gustan estos deportes y complementarlo con un poco de cardio en el gimnasio o corriendo un poco todas las mañanas.

A continuación veremos los dos tipos de ejercicio y cómo te pueden ayudar para bajar de peso rápido.

Ejercicio Aeróbico

El ejercicio aeróbico se refiere a todas las actividades relacionadas con lo que llamamos “cardio” o ejercicio cardiovascular. Se enfoca en actividad física de larga duración con intensidad media o baja. Este tipo de ejercicio es muy recomendado para personas que quieren adelgazar y bajar su índice de grasa corporal porque ayuda mucho a quemar grasa y calorías. También ayuda mucho a desarrollar resistencia atlética y a mejorar todo el sistema cardiovascular del organismo. Ejemplos de ejercicio aeróbico:

  • Caminar
  • Correr
  • Nadar
  • Máquinas de cardio en el gimnasio
  • Andar en bicicleta
  • Y muchos otros más

Sin duda este tipo de ejercicio es el que más debes de practicar con relación a tu objetivo de pérdida de peso.

correr
El running es de los ejercicios más fáciles de realizar, además no necesitas ningún tipo de material adicional para realizarlo.

Para escoger el mejor ejercicio aeróbico, es necesario encontrar un balance entre la cantidad de calorías que quema la actividad física y qué tanto se disfruta practicar ese ejercicio. Por ejemplo, el spinning se caracteriza por ser un ejercicio en donde se queman una gran cantidad de calorías (entre 500 y 700 en una sesión de 50 minutos aproximadamente); pero de nada sirve escoger el spinning si no lo disfrutas o simplemente no te gusta practicarlo.

Muchas veces es mejor elegir una actividad que disfrutes hacer, aunque quemes un poco menos de calorías.

Ve avanzando día con día. Si no tienes mucha condición física, es normal que no aguantes 40 minutos seguidos corriendo o en la máquina de cardio. Conoce tu ritmo y poco a poco ve progresando. Quizá al principio solo puedas correr por 2 minutos y tengas que descansar, pero con la práctica irás mejorando y tu condición inevitablemente va a mejorar.

Ejercicio Anaeróbico

El ejercicio anaeróbico se caracterizan por ser de corta duración pero con un nivel alto de intensidad. Te ayudan a tener más resistencia y a desarrollar masa muscular. Ejemplos:

  • Pesas
  • Aparatos de gimnasio
  • Carreras de velocidad cortas (100 o 200 metros)
  • Abdominales, lagartijas

Quizá te preguntes ¿para qué necesito hacer estos ejercicios si yo lo que quiero es bajar de peso? Aunque suena lógico, también ayuda mucho practicar ejercicios anaeróbicos, aunque con menos frecuencia que los aeróbicos. Algunos beneficios son:

  • Te ayuda a mejorar la figura y tonificar el cuerpo. Es obvio que tu objetivo es bajar de peso, ¿pero a quién no le gustaría aparte verse bien marcado y con una figura envidiable?
  • Estos ejercicios también queman una buena cantidad de calorías. ¡No porque sean más estáticos significa que no quemen calorías!
  • Desarrollar tu masa muscular ayuda mucho a tu salud y bienestar físico. Los músculos son parte fundamental del cuerpo, mientras más sanos los tengas, mucho mejor para ti. No creas que por desarrollar masa muscular equivale a convertirte en ese tipo de personas que pasan todo el día en el gimnasio y que tienen figuras tan exageradamente desarrolladas que hasta llega a ser desagradable verlos.
pesas
Los ejercicios anaeróbicos también te ayudarán no solo a quemar calorías, sino también a tonificar los músculos.

Acción

Hasta ahora hemos visto una gran cantidad de información muy valiosa si tu objetivo número uno es saber cómo bajar de peso rápido. Todo este contenido, estrategias, dietas, planes y metas solo funcionan si tomas acción y pones en práctica todo. Hasta ahora solo tienes conocimiento teórico, solo depende de ti ponerlo en práctica.

De nada sirve dejar almacenada toda esta información en tu mente, es necesario pasar al siguiente nivel y planear, elegir una dieta y comenzar a hacer ejercicio.

Implementar lo aprendido es una característica que las personas exitosas en todos los aspectos de la vida tienen. Aprenden algo e inmediatamente pasan a la acción, sin pensar en qué podría pasar o si van a fracasar.

Uno de los grandes obstáculos que nos hace dudar sobre si implementar y poner en práctica el conocimiento es el miedo. No dejes que el miedo al fracaso o incluso al éxito te paralice y te deje estancado en solo tener deseos y fantasías nunca cumplidas. El fracaso no es algo malo, de hecho muchas veces es necesario para poder aprender ciertos aspectos de la vida.

Si quieres bajar de peso, lo mejor es no pensar tanto en si vas a fracasar o no. Si has probado dietas antes y no te han funcionado, tal ves sea necesario trabajar en tu mentalidad y fuerza de voluntad. Pero no porque algo haya sucedido en el pasado quiere decir que volverá a suceder. Tu tienes el control sobre tus pensamientos y tu fuerza de voluntad, si en verdad quieres adelgazar con éxito y lucir una gran figura, harás lo que sea necesario para lograrlo.

Mitos y Realidades sobre la Pérdida de Peso

La industria de pérdida de peso es una de las más controversiales y en donde más polémica y creencias erróneas existen. El objetivo de esta sección es simplemente aclarar los mitos y creencias falsas que mucha gente tiene cuando piensa en la frase “bajar de peso rápido”.

1. Comer muy noche. ¿Has escuchado a alguien decir que no debes comer después de las 8, 9 o 10 de la noche? ¡No lo creas! Comer de noche no le hace ningún efecto al cuerpo en relación a la pérdida de peso. Si te comes una pizza entera a las 10AM, 4PM o 9PM los efectos en tu peso van a ser los mismos.

Lo que no te recomiendo es comer muy pesado después de las 9 o 10pm porque puede darte problemas al dormir y a tu proceso de digestión.

2. Productos Milagrosos. ¿Quién no ha visto un informercial sobre cualquier aparato que promete tener abdominales planos de un día para el otro? Todos estos aparatos prometen resultados increíbles en muy poco tiempo, algo totalmente fuera de la realidad.

Estos aparatos ayudan a ejercitar tu cuerpo pero por si solos no van a hacer que tengas una figura perfecta en pocos días. No creas tantas promesas que hacen.

Hay productos como libros y audios (de información) que claro que ayudan y son muy útiles. Te recomiendo mucho mas esta clase de productos que los aparatos milagrosos. Aún asi, es importante informarse e investigar sobre cada libro porque no todos son de la mejor calidad.

3. Dejar de comer te hace bajar de peso. ¡Cuidado con esta! Por ignorancia, hay muchas personas que simplemente dejan de comer pensando que así el cuerpo va a eliminar la grasa y los kilos de más. Esto es totalmente falso. Lo que necesitas hacer es saber cuantas calorías necesitas consumir al día y alimentarte de proteínas, carbohidratos y grasas buenas, como ya vimos en las secciones anteriores. Dejar de comer puede ser fatal para tu salud y hasta puedes desarrollar algún desorden alimenticio.

4. Nunca se puede romper la dieta.  Muchos “expertos” o personas te hacen creer que cuando estas a dieta esta completamente prohibido comer esos alimentos “prohibidos” que tanto nos gustan pero que no nos ayudan a adelgazar. No lo creas. Cuando estás bajando de peso todavía podrás comer “alimentos chatarra” pero con mucha moderación y control para evitar ansiedades e impulsos emocionales.

Claro que lo mejor dejar de consumir estos alimentos, pero seamos realistas, son muy pocas las personas que pueden aguantar el antojo y deseos de comer esos antojos que no se deben consumir en las dietas.

5. Pastillas para bajar de peso. Existen un sin fin de pastillas que “aceleran el metabolismo” y te ayudan a adelgazar mucho más rápido. La mayoría de los casos contienen ingredientes completamente desconocidos y una gran cantidad de cafeína. No te recomiendo nada estos suplementos ya que a largo plazo pueden traer daños a tu salud. Lo mejor es hacer todo de forma natural.

6. ¿Evitar los carbohidratos al máximo? Si, como ya vimos, existen carbohidratos “malos” para nuestra salud y pérdida de peso, conocidos como los simples. Pero también vimos que los complejos contienen una gran cantidad de buenos nutrientes y nos ayudan a perder peso. Así que, no todos los carbohidratos se deben evitar

7. Formula mágica para bajar de peso. Todos deseamos perder peso lo antes posible, si existiera una pastilla que se tomará en la noche y al día siguiente nos hiciera amanecer con una figura perfecta y sin nada de grasa, ¡todo el mundo la compraría inmediatamente!

Desafortunadamente, por más que muchos productos te hagan creer que se puede bajar de peso y lucir una figura perfecta en pocos días, no existen fórmulas mágicas que te hagan adelgazar instantáneamente.  Lo que si se puede hacer es utilizar combinar una buena dieta, ejercicio y un sólido plan para comenzar a ver resultados significativos en pocas semanas, NO días.

8. “Comidas quema-grasa”. No hay alimentos que por si solos quemen grasa, lo que si hay es alimentos que por sus propiedades AYUDAN a que tu cuerpo queme más grasa ya que aportan buenos nutrientes y no grasas trans o saturadas.

9. Mientras más ejercicio se hace, más se adelgaza. Esta creencia no necesariamente es verdad. Dependiendo de la persona y de su condición atlética es como se determina la cantidad y frecuencia con la cual debe hacer ejercicio. Pasar 3 o 4 horas en el gimnasio puede hasta dañar tu cuerpo y músculos porque se sobrepasan los limites que tiene el organsimo.

10. Dormir y descansar. Así como es importante la actividad física, dormir bien y descansar los músculos y cuerpo es casi o igual de importante para que los tejidos se repongan y recuperes toda la energía invertida en el día. Asegúrate de dormir al menos 7 u 8 horas al día, te aseguro que bajarás de peso con mayor velocidad.

No trates de buscar “métodos secretos” o dietas milagrosas “nunca antes vistas” que te prometen bajar de peso de la noche a la mañana. Todo esto no existe. Lo mejor es enfocarse en la fórmula que te mencione y que siempre da resultado al aplicarla: quemar más calorías de las que consumes.

Identifica las calorías que necesitas consumir al día, conoce tu peso actual, establece tu meta principal, planea una buena dieta y  rutina de ejercicio (si es necesario busca ayuda de algún experto de confianza)  y pon todo en práctica todos los días.

No olvides trabajar en tu mentalidad y fuerza de voluntad para evitar ansiedades, falta de motivación o impulsos emocionales para comer.

Haciendo esto te aseguro que bajarás de peso. Es importante ser consistenes y trabajar todos los días con perseverancia. No hay otra opción. Bajar de peso rápido no es algo que se logra en poco tiempo, es un proceso continuo en donde los resultados poco a poco se van dando.

Ahora, tómate un descanso, sal a caminar y relájate un poco porque has consumido una gran cantidad de información de mucha calidad y con el potencial de cambiar tu vida para siempre de forma positiva. Vuelve a leer la guía las veces que sea necesario y sigue visitando el blog para mucha más información sobre cómo lograr bajar de peso rápido y con éxito:)