Los 3 Enemigos de la Pérdida de Peso

Es un hecho que bajar de peso no es algo fácil. Si así fuera, la obesidad y sobrepeso no serían uno de los más grandes problemas en la sociedad y las personas estarían en forma y sin esos kilos de más.

¿Por qué es difícil adelgazar?

Existen muchas razones por las que las personas, por más que quieren, no logran perder peso y grasa corporal como les gustaría. La buena noticia es que hay personas que han logrado perder peso con éxito y de forma permanente; esto es una prueba de que cualquiera puede lograrlo con un buen plan.

En este artículo te presentaré 3 enemigos de la pérdida de peso. Analiza tu situación para ver si alguno de estos 3 elementos están presentes en tu vida y de qué forma están afectando tus objetivos.

3 Enemigos para la perdida de peso
3 Enemigos para la perdida de peso

1. Comida Chatarra

La comida chatarra es sin duda uno de los enemigos más grandes de la pérdida de peso y de las personas que buscan estar en mejor forma. A todos nos gusta comer esos alimentos que tan buen sabor tienen pero que al mismo tiempo contienen altos niveles de grasa, carbohidratos, azucares y nutrientes que promueven la obesidad.

Lo peor de todo es que la comida chatarra es lo que encontramos en todas partes. Nuestra sociedad se ha vuelto dependiente de estos alimentos y cada vez es más complicado encontrar alimentos nutritivos en los supermercados, restaurantes y tiendas.

¿Qué hacer al respecto?

Si quieres perder peso, es vital que reduzcas lo más posible el consumo de comida chatarra. Eliminarla por completo de tu alimentación puede que sea muy complicado, en especial si estás acostumbrado(a) a comer estos alimentos.


Te recomiendo ir poco a poco. No tiene que ser un gran cambio de la noche a la mañana; con el paso de los días puedes ir reduciendo la presencia de estos alimentos en tu vida diaria.

2. La búsqueda del placer inmediato

A los humanos nos encanta hacer las cosas con el mínimo esfuerzo posible. Si hay una forma de lograr algo más rápido y fácil, inmediatamente hacemos todo para que así sea.  Nos basamos mucho más en buscar placer inmediato que en sacrificarnos al corto plazo para lograr buenos resultados al largo plazo.

Por ejemplo, cuando comemos alimentos chatarra, siempre buscamos placer inmediato por el sabor de estas comidas. También cuando no hacemos ejercicio, se nos hace fácil en el momento no realizar el esfuerzo que implica la actividad física.

Lo malo es que cuando hacemos las cosas que nos dan placer o satisfacción inmediata, los resultados a largo plazo no son buenos. Cuando comemos chatarra, a largo plazo nos sentimos culpables y subimos de peso, al igual que cuando preferimos no hacer ejercicio.

Los resultados a corto y largo plazo son siempre opuestos. La clave está en sacrificar el placer o satisfacción inmediata para poder obtener buenos resultados a largo plazo. Si logras hacer esto, estarás por el buen camino de la pérdida de peso.

3. Malos Hábitos

Todos nosotros tenemos hábitos establecidos que determinan en gran parte lo que hacemos en el día y el tipo de resultados que vamos obteniendo. Si nuestros hábitos son negativos, nuestros resultados son negativos.

¿Por qué son tan importantes nuestros hábitos?

Porque implican comportamientos que hacemos de forma automática, sin esfuerzo alguno. Los hemos hecho tantas veces que nuestro cuerpo ya está acostumbrado a realizarlos de forma inconsciente.

Si nuestro objetivo es adelgazar con éxito, es importante evaluar los hábitos que tenemos el día de hoy y después hacer algo para cambiarlos por otros positivos que faciliten la pérdida de peso y grasa.

Comienza creando uno o dos hábitos cada 30 días. Identifica el comportamiento que quieres realizar, puede ser algo como hacer ejercicio todos los días por la mañana, comer diario ensalada, dejar de tomar refresco, dejar la comida rápida o cualquier otra cosa.

Practica este nuevo comportamiento comportamiento por 30 días y verás que tu cuerpo se irá adaptando muy rápido y ya no te costará tanto trabajo ya que lo lleves haciendo por este tiempo. Obviamente los primeros días serán complicados; es vital que no falles por más trabajo que te cueste. A partir del día 10 ya no será tan difícil como al principio.

Si logras combatir de forma efectiva estos 3 enemigos de la pérdida de peso, tus resultados serán mucho mejores. Todas las personas que buscamos adelgazar nos tenemos que enfrentar a cada uno de ellos, sólo dependerá de nosotros si los vencemos o nos dejamos derrotar.

Espero que este artículo te haya ayudado y recuerda seguir visitando el blog para tener acceso a más contenido y tips para adelgazar de forma efectiva y rápida.