¡Cuidado! No Bebas tus Calorías

Muchas personas que tratan de adelgazar se esfuerzan mucho por crear una gran rutina de alimentación reducida en calorías y que les permita tener todos los nutrientes necesarios para poder comenzar a ver buenos resultados en poco tiempo.

Crean un excelente plan en dónde comen verduras, frutas, ensaladas, proteínas, carne sin grasa, avena, cosas integrales y cosas similares. Sin embargo, después de algunas semanas cumpliendo bien con su plan alimenticio, no ven tan buenos resultados como esperaban, incluso casi nada de avances.

¿Por qué sucede esto?

Aunque muchas personas sigan un buen plan de alimentación, es posible que estén cometiendo un gran error: beber sus calorías. Con esto me refiero a consumir bebidas como refrescos, jugos embotellados, alcohol, Starbucks, aguas de sabor y otras cosas.

Todas estas bebidas contienen colorantes, químicos y azúcar, ingredientes que promueven el sobrepeso y la obesidad. El refresco es sin duda una de las principales causas de tanta obesidad y diabetes en nuestra sociedad.

De nada sirve comer una rica y nutritiva ensalada si se va a acompañar con una Coca-Cola. La cantidad de azúcar que tienen los refrescos y bebidas similares pueden arruinar por completo una buena alimentación.

refrescos

Es por eso que te recomiendo mucho….¡NO beber calorías!

Cuando comas, acompaña tus bebidas con AGUA natural. Los refrescos de dieta no tienen calorías pero sí muchos químicos y endulzantes artificiales que pueden afectar tu salud mucho a largo plazo.

Lo mejor es siempre tomar agua, mínimo 2 litros al día. Otras bebidas que podrían ser buenas son el té y café sin azúcar.

Quizá de vez en cuando puedas tomarte una copa de vino, una cerveza o un vaso de tu refresco favorito, pero muy pocas veces. Este pequeño pero poderoso cambio en tu dieta hará que tus resultados se aceleren y consigas adelgazar mucho más rápido. ¡Te lo aseguro!

botellas de agua

Comienza Paso a Paso

 

Si estás muy acostumbrado(a) a tomar cierto tipo de bebida como refrescos, jugos o cualquier otra similar; será complicado eliminarla de tu dieta de la noche a la mañana. Mejor te recomiendo ir poco a poco.

Si tomas diario una botella de 2 litros de Coca-Cola, comienza a tomar sólo 1 litro, después medio litro y así hasta que la elimines por completo de tu dieta y sólo la tomes muy de vez en cuando.

Los hábitos alimenticios que practicamos desde hace tiempo no son tan fáciles de cambiar en poco tiempo, es mejor ser pacientes e ir haciendo pequeños cambios que podamos asimilar con mayor facilidad.

Así que ya lo sabes, aunque se tenga un gran plan de alimentación, de nada sirve si se consumen bebidas altas en carbohidratos, azúcar, químicos y endulzantes. Toma agua, adelgaza y cambia tu vida hoy mismo :)

La decisión es sólo tuya.

4 Razones Por las Que No Tienes el Cuerpo que Quieres

Es un hecho que no todos tienen el cuerpo que quieren. Ya sea que te falten un par de kilos o necesites perder 20 kilos para poder alcanzar tu cuerpo ideal, es importante prestar atención a lo que estamos haciendo hoy en día y detectar en qué podemos mejorar.

Si quieres conseguir una gran figura y adelgazar con éxito, será necesario hacer algunos cambios en tu estilo de vida. ¿Estás listo(a)?

Aquí te presento 4 razones por las que aún no tienes el cuerpo que deseas y qué hacer para comenzar a tener buenos resultados.

1. No tienes una buena alimentación

Aunque a todos nos gustaría bajar de peso comiendo chatarra y toda la comida que nos encanta, esto es imposible. Si queremos lucir muy bien y adelgazar con éxito, es necesario despedirnos de la comida chatarra; no para siempre, pero si al menos dejar de consumirla con tanta frecuencia.

La principal causa de obesidad y sobrepeso en la sociedad son los malos hábitos de alimentación que tiene la mayoría de la gente, los cuales se basan en alimentos procesados, comida rápida, carbohidratos, grasas y azúcares.

Si cambias esos hábitos, cambias tu cuerpo y tu vida. Así de simple. Comienza a comer mejor TODO EL TIEMPO y notarás resultados en muy poco tiempo.

2. No te has comprometido a mejorar

Todos “queremos” mejorar nuestra salud y adelgazar, pero querer no es suficiente para en verdad cambiar y hacer progreso en nuestra salud. Es necesario adquirir un verdadero compromiso contigo mismo para conseguir ese cuerpo que tanto deseas.

Si te comprometes a mejorar y a hacer todo lo necesario para mejorar, podrás pasar sobre los obstáculos que inevitablemente se presentarán, tu fuerza de voluntad y motivación serán mucho mayores y todo se volverá más sencillo.

Adquiere ese compromiso hoy mismo. No esperes más.

3. No haces suficiente ejercicio

Aunque la alimentación es lo más importante para poder perder peso, el ejercicio es sin duda otro componente esencial que no debemos descuidar. La combinación de una buena rutina de ejercicios más una buena dieta es lo que te llevará a lograr los mejores resultados en el menor tiempo posible.

Si no tienes tiempo de ir al gimnasio, puedes hacer ejercicio en casa, salir a correr a la calle o a un parque por unos minutos o ir a una clase de spinning. Cualquier ejercicio cardiovascular funciona para ir logrando mejores resultados. Aunque también puedes practicar ejercicios de resistencia, también funcionan bien.

Aquí te dejo algunos enlaces importantes sobre ejercicio:

4. No has creado metas ni un plan específico

Cuando queremos adelgazar, la mayoría del tiempo lo único que hacemos es comenzar a comer mejor e ir a hacer ejercicio. Esto claro que funciona, el problema es que no tenemos claridad sobre nuestra situación actual, lo que necesitamos hacer bien y las metas u objetivos que queremos alcanzar.

Si creas un plan específico de alimentación y ejercicio que se adapte a tus necesidades y además creas metas claras sobre qué es lo que quieres lograr, tendrás muchas más posibilidades de adelgazar y lograr el cuerpo que deseas.

Ejemplo de una buena meta: Quiero bajar 20 kilos para el 30 de Julio. A partir de que estableces la meta, crea un plan para lograrla. Trata de que sea lo más realista posible, pero tampoco seas tan cauto. Debe ser lograble pero que también implique un reto.

La claridad es muy importante. Mientras más claro tengamos que queremos y cómo lo vamos a conseguir, todo se vuelve más fácil y nuestra motivación aumenta mucho.

Si quieres saber más sobre cómo crear un plan de alimentación y ejercicio, haz clic aquí.

Recuerda, es necesario enfocarse en los 2 principales pilares de la pérdida de peso: ejercicio y alimentación; pero también hay otros aspectos muy importantes que nos permitirán tener éxito como un plan, metas, motivación, disciplina, compromiso, etc.

Solo tú tienes el poder de cambiar tu vida, tu cuerpo y tu salud. Nadie más lo hará por ti. ¿Qué mejor que tomar hoy mismo esa decisión y comenzar el camino hacia una nueva vida?

Te deseo la mejor de las suertes y ya sabes que en este blog podrás encontrar toda la información que necesitas para tener éxito.

3 Elementos que Debe Incluir tu Dieta

Así que ya decidiste bajar de peso. ¡Excelente decisión, te felicito! Ahora viene el momento de la verdad: hacerlo. Es muy fácil decir “quiero bajar de peso”, “ya estoy harto de estos kilos de más” o “quiero una nueva dieta”, pero cuando llega el momento de ponernos a dieta y hacer ejercicio, los pretextos y excusas generalmente ganan la batalla.

Uno de los aspectos más importantes a tomar en cuenta es una buena dieta. Si, todo el mundo sabe que una buena dieta es uno de los principales componentes para la pérdida de peso, pero ¿cuántas personas en verdad saben cómo elegir una dieta y cómo implementarla?

Hay muchos casos en donde la gente simplemente elige una dieta porque les parece buena o porque su amigo o vecino a tenido éxito usandola. Y aunque puede ser que funcione, lo mejor es llegar a una decisión en base a otros factores más importantes.

¿Qué debo tomar en cuenta para elegir una buena dieta?

Antes de perderse en la gran cantidad de dietas que hay, te recomiendo mucho identificar 3 aspectos fundamentales. Si la que vas a elegir no los cumple, descartala inmediatamente.

1. Exito garantizado

Con esto no me refiero a que la dieta prometa que bajarás de peso, porque todas las dietas hacen esto. Lo importante es que compruebes que en verdad la dieta le haya funcionado a otras personas; de preferencia amigos, familiares o conocidos que ya hayan utilizado esa dieta y que puedas comprobar por ti mismo los resultados.

Todos los productos vienen con testimonios de personas que han tenido éxito, ¿pero cómo estar seguros que en verdad funciona si las conocemos?

Si no conoces a nadie personalmente, puedes hacer una buena investigación en foros, discusiones o grupos en Internet de personas que hayan usado esa dieta. En este tipo de páginas la gente es mucho más honesta y aunténtica.

2. Accesible

Perder de peso no debe costarte miles de dólares, a menos que te sometas a una cirugia, lo cual es un tema completamente aparte. Una buena dieta debe ser accesible para cualquier persona. Si te pide hacer gastos ilógicos o sin sentido, lo más probable es que esa dieta esté muy enfocada en promocionar otros productos o suplementos alimenticios.

Comer bien puede resultar un poco más costoso de lo normal, muchas frutas, verduras, alimentos integrales u orgánicos cuestan más porque son de mayor calidad que la comida rápida que tanto se vende.

Pero OJO, esto no significa que tengas que gastar mucho dinero para una buena nutrición. Si algún componente de la dieta es muy caro, por ejemplo, las fresas o moras, puedes reemplazarlo por otra fruta más accesible como las manzanas o duraznos.

Lo mejor es encontrar un balance, tampoco es posible estar a dieta y no gastar ni un sólo dólar o peso. Es obvio que se necesita una inversión en buenos alimentos para tu salud y pérdida de peso.

Encontrar un balance es algo que definitvamente te ayuda a gastar lo necesario, ni más ni menos.

3. Compatible con tu estilo de vida

Antes de elegir cualquier dieta, revisa los alimentos que incluye cómo sería un día de tu vida practicandola. ¿De verdad te ves consumiendo esos alimentos? ¿Son compatibles con tu estilo de vida y con tus gustos?

Por ejemplo, puede ser que la dieta que me recomendaron incluya guisados o platillos caseros que tardan bastante tiempo en preparar, sin embargo, mi estilo de vida es muy agitado y no tengo tiempo para estar preparando este tipo de alimentos. Es evidente que esta dieta no me serviría de nada.

Mejor busco una que incluya alimentos fáciles de preparar o ya hechos para que no se me complique y tenga más posibilidades de éxito.

Estos 3 aspectos pueden ser un tanto obvios y no muy novedosos, pero el 90% no los considera al momento de elegir una dieta, al menos en su totalidad.

Te invito a reflexionar muy bien si la dieta que vas a elegir o la que ya estás implementando cumple con estos tres “requisitos”. Quizá algo sientes que no va bien y esta información puede “abrirte los ojos” para enderezar el camino :)

Como Hacer Trampa sin Afectar tu Dieta

Estar en una dieta es complicado. En primer lugar porque los alimentos “nutritivos” no son del gusto de las personas. Comidas como el brócoli, pan integral, frutas, fibra y todo lo que se recomienda en una dieta para bajar de peso no son del agrado de la mayoría, si así fuera, ¡es obvio que no habría tanto sobrepeso en la sociedad!

También suele suceder mucho que cuando estamos a dieta, las personas a nuestro alrededor como amigos o familiares se la pasan comiendo puros alimentos chatarra porque ellos no cuidan su alimentación y lo único que hacen es antojarnos y tentarnos a “hacer trampa” se forma seguida.

Si no nos cuidamos, podemos acabar por arruinar nuestra dieta con comida que no debemos consumir si nuestro objetivo es bajar de peso.

hacer trampa a tu dieta
Te explicamos como puedes hacer trampa a tu dieta =)

Sabemos que debemos comer bien para bajar de peso, sin embargo, en muchas ocasiones nuestro antojo es demasiado grande. Afortunadamente, podemos “hacer trampa” y comer esos “alimentos prohibidos” algunos días. En este artículo te enseñare 5 formas de hacerlo de forma controlada y con medida.

1. Cuenta las calorías

Acostumbrate a llevar un conteo de las calorías que consumes en el día. No debe ser 100% exacto, pero si aproximado. Así, cuando llegue el momento del antojo, sabes cuantas calorías llevas en el día y si es posible comer ese antojo que seguramente añadirá muchas más a tu cuenta diaria.

Solo consume los antojos cuando lleves pocas calorías o si llego el final del día y te faltaron algunas para llegar al número diario.

2. ¿Necesitas postre?

Cuando tu antojo por algún postre sea muy grande, asegúrate de que tu comida sea muy nutritiva y con la menor cantidad de calorías posible. Por ejemplo, el día que vayas a comer un postre como pastel o helado de chocolate, que tu comida sea una ensalada de muchos vegetales sin aderezo o una sopa de verduras; algo ligero que no te llene mucho.

De esta forma te evitas el consumo de calorías extra.

3. Controla tus porciones
Cuando vayas a comer tus antojos preferidos, hazlo en porciones pequeñas, así te ahorras el consumo de una gran cantidad de calorías innecesarias, de muchas grasas y mucha azúcar que puede dañar tu dieta.

Y esto no solo debe ser con los “alimentos prohibidos”, también con tu dieta normal. Disfruta cada bocado, mastica lentamente y con calma, recuerda que no es ninguna competencia para ver quien acaba primero.

4. Quema esas calorías

Si en verdad no puedes aguantar tu antojo, calcula cuántas calorías tiene el postre o comida que te vas a comer y después también calcula cuánto ejercicio necesitarás hacer para quemar todas seas calorías.

Disfruta de tu comida y después ¡a quemar todas esas calorías! Te sorprenderás al saber cuantas calorías tiene una rebanada de pastel y todo el ejercicio que necesitas para quemarlas, lo cuál hará que consideres seriamente ya no volver a comer esos alimentos tan seguido.

5. Planealo

Dependiendo de tu dieta y de la cantidad de sobrepeso que tengas, puedes planear algún día en donde puedas comer lo que quieras, siempre y cuando sea en porciones pequeñas.  Puede ser una vez a la semana, una vez cada quince días o una vez al mes.

De esta forma no comerás mal los otros días porque sabrás que tienes un día especial en donde puedes “hacer trampa” e ir por tus antojitos preferidos.

Mientras hagas todo con responsabilidad y control, no tendrás problema en “romper tu dieta” algunos días. ¿Cada cuándo lo puedo hacer? Eso depende mucho de tu dieta, de cuántos kilos quieras bajar y de tu nivel de fuerza de voluntad. Hay quienes simplemente no pueden comer alimentos chatarra porque no saben controlarse y terminan por llenarse de calorías extra.

La Mejor Dieta para Perder la Barriga

Para perder barriga y tener un abdomen bien tonificado, plano y sin un gramo de grasa, es necesario cuidar muy bien nuestra alimentación. Nadie consigue un vientre plano comiendo pizza, McDonalds, helados y tomando alcohol y refrescos con regularidad.

En este artículo compartiré contigo una dieta y alimentos que me han ayudado a eliminar grasa corporal de forma efectiva, en especial en la parte abdominal, donde más trabajo nos cuesta.

Claro que para perder la barriga existen muchas dietas con alimentos variados, no solo hay un método para alcanzar el objetivo. Todo depende de tus gustos, necesidades y presupuesto. Lo importante es saber que las grasas, azúcares y alimentos chatarra se deben evitar al máximo.

perder barriga
Con esta guía podrás perder barriga fácilmente

Te presento un ejemplo de una gran dieta que combinada con ejercicio regular, te ayudará a perder barriga en muy poco tiempo:

Desayuno (elegir una opción):

#1. Taza de Yogurt natural con fruta

ó

#2. Media taza de cereal con media taza de leche descremada baja en grasas, 4 galletas habaneras con queso panela

ó

#3. Queso cottage con fruta

ó

#4. Dos huevos (de preferencia claras con una sola yema) con jamón de pavo o salchicha de pavo. También puedes añadirle verduras como jitomate, cebolla o pimiento.

ó

#5. Pan integral con granos enteros o linaza con una rebanada de jamón de pavo y queso panela.

Comida:

Carne, pollo, pescado, verduras o caldo sin grasa. Escoge una opción entre carne, pollo o pescado y acompañalo con verduras, ensalada sin aderezo (mejor aceite de oliva) o sopa de verduras con la menor cantidad de grasa posible.

Una vez a la semana se puede comer lentejas, arroz (de preferencia integral) o frijoles.

Cena (Elegir una opción):

Cereal con leche descremada y baja en grasas. El cereal no debe ser de los típicos llenos de azúcar que los niños comen.

ó

Pechuga de pollo o carne asada con verduras al vapor. (Brocoli, zanahorias, col, etc)

ó

Dos o tres frutas como manzanas, peras, naranjas, toronjas, etc.

ó

Yogurt natural con fruta. También puede ser queso cottage

ó

Sandwich de jamón de pavo con queso panela y pan integral.

Entre comidas se pueden consumir alimentos en pequeñas porciones como pechuga de pavo, jícama, pepinos, queso panela, zanahoria, jugo V8, atún en agua, algún licuado de proteína, o cualquier otro alimento que aporte nutrientes similares al de las comidas principales.

En esta dieta para bajar la barriga se recomienda limitar al máximo los siguientes alimentos:

  • Alcohol (puedes consumir poco, por ejemplo, una copa de vino cada 3 o 4 días).
  • Carne de puerco y derivados
  • Harinas blancas
  • Pastas
  • Elote, papa o mango
  • Refrescos, jugos o bebidas azucaradas
  • Comida chatarra con altos niveles de sodio
  • Pan blanco o donas
  • Dulces, helados o paletas

Esta dieta es solo un ejemplo, la tuya no tiene que ser exactamente igual, pero si similar, ya que debes comer muchos de los alimentos que te sugiero y evitar la lista de alimentos “prohibidos”.

Si en estos momentos te encuentras en alguna dieta, asegúrate de que sea similar a la que acabo de compartir contigo y que no incluya alimentos chatarra o grasosos.

Bajar la barriga implica comer bien y hacer ejercicio regular, quizá no tanto porque no es obesidad ni sobrepeso excesivo, pero si durante unas semanas para comenzar a ver resultados exitosos.

Te recomiendo revisar la guía rápida para bajar de peso rápido, en donde te enseño TODO lo que necesitas saber para adelgazar con éxito y cambiar tu vida para siempre.

Razones por las Que No Funciona tu Dieta

Todos los años, en especial en Enero y Febrero, miles y millones de personas en el mundo se ponen como objetivo bajar de peso, ya sea porque lo necesitan hacer desde mucho antes o porque en las navidades y fiestas de fin de año comieron mucho y más de lo normal.

Si normalmente el sobrepeso es un gran problema en la sociedad mundial, ¡en las fiestas de fin de año aumenta mucho más!

¿Qué pasa en Abril, Mayo o Junio? El 95% de estas personas que se propusieron bajar de peso han olvidado ese propósito y siguen comiendo mal y sin hacer ejercicio. ¿Te identificas con este tipo de escenarios? Es muy posible que si, ¡hasta a mi me ha pasado en muchas ocasiones!

Una de las principales problemas que provocan que la gente abandone su dieta es porque simplemente escogieron una que no funciona o la están implementando de forma errónea.

no funciona
¿por qué no puedo adelgazar?

Razones por las Que No Funciona una Dieta

1. Muy poco o demasiado ejercicio

Muchas personas quieren evitar a toda costa hacer ejercicio. No le gusta el esfuerzo que implica y prefieren bajar de peso solamente con dieta, y aunque esto es posible, toma mucho más tiempo ver resultados significativos si no se hace muy poco o nada de ejercicio.

También suele suceder que pensamos que si hacemos más ejercicio, vamos a quemar más calorías y a perder más peso, sin embargo, esto no es completamente cierto. Es necesario encontrar un balance y ejercitarnos el tiempo adecuado, ni muy poco pero tampoco tanto. Pasar 4 horas diarias en el gimnasio no es una buena opción, ya que sobrecargas a tus músculos y organismo de demasiada actividad física. Recuerda que también es importante dormir y descansar para que nuestro cuerpo se recupere.

Con 45 minutos o una hora de ejercicio al día es más que suficiente.

2. Demasiadas calorías

Para bajar de peso con éxito, es necesario saber cuántas calorías necesitamos consumir al día, después, mediante el ejercicio y una buena dieta, utilizar la fórmula que siempre funciona, es decir, quemar más calorías de las que se consumen en el día.

Muchas veces las dietas no funcionan porque a pesar de que se come de forma nutritiva, no se controlan las porciones y se sobrepasa el límite de calorías diarias a consumir. Muchas veces por ansiedad a estar comiendo y en otras porque no se sabe la cantidad de calorías que se deben consumir.

Te recomiendo lo antes posible saber cuántas calorías al día necesitas consumir para perder peso. Recuerda que para quemar un kilo de grasa corporal es necesario quemar 7,700 calorías. Reduce el número de calorías que consumes y con el ejercicio podrás lograrlo.

3. Ejercicios incorrectos

Si elegimos un tipo de ejercicio que no concuerde con las metas que tenemos, nunca lograremos bajar de peso. Alguien que quiere aumentar su masa muscular y elige hacer puro ejercicio cardiovascular es obvio que nunca va conseguir ese cuerpo tonificado. Al igual que alguien que quiere perder peso y hace pesas o algún ejercicio que no queme tantas calorías.

Si además de esto agregamos que el ejercicio se hace de forma incorrecta, tenemos la combinación perfecta para que nuestra dieta no funcione. Ya que tengas el ejercicio correcto (si es necesario consulta a algún experto o entrenador), también aprende muy bien a realizar bien el ejercicio, en especial si es algún aparato de cardio o de pesas como de abdominales, espalda o pierna. Hacer mal los ejercicios puede causarnos también lesiones innecesarias que pueden alentar nuestra pérdida de peso y dañar nuestro bienestar.

4. Demasiadas botanas

Desayunar, comer y cenar de forma nutritiva es importante, pero también es crucial elegir bien las comidas que consumimos como “botanas” entre nuestros platillos “fuertes”. Te recomiendo mucho escoger botanas nutritivas como frutas, pepinos, jicamas, zanahorias, barras de granola, nueces, almendras y alimentos que te ayuden a bajar de peso.

De nada sirve comer bien pero botanear papas fritas, refrescos o chocolates. Debemos cuidar cada aspecto de nuestra alimentación y no descuidarnos. También considera hacerlo en porciones pequeñas, ya que es muy fácil que la situación se nos salga de control cuando botaneamos.

Estas 4 razones por las que tu dieta no está funcionando no son las únicas que pueden afectar a las miles de personas que abandonan su meta de bajar de peso. Pero sin duda, son de las más importantes y frecuentes en nuestra sociedad. Si te identificas con alguna de ellas, haz lo necesario para corregir el camino y seguir adelante.

Tips Esenciales para Mejorar tu Salud y Evitar Obesidad

Además de bajar de peso para lucir una gran figura y verse mejor, muchos también lo hacen para mejorar su salud tanto física como mental.

Es un hecho que hoy más que nunca la obesidad y el sobrepeso están presentes en nuestra sociedad y parece que cada día aumenta más el número de personas que buscan desesperadamente perder peso no solo por cuestiones de estética, también para mejorar la salud en general y evitar enfermedades que pueden llegar a ser mortales.

Como mejorar la salud

A continuación veremos 4 pasos que cualquier persona en busca de una mejor salud puede tomar para ir por el camino correcto y eliminar el sobrepeso de una vez por todas.
Como mejorar tú salud.
Como mejorar tú salud.

1. Suplementos alimenticios

Con esto no me refiero a comprar quemadores de grasa con ingredientes extraños que pueden terminar por dañar tu salud en lugar de mejorarla. Evita todo este tipo de pastillas y polvos extraños. Sin embargo, no todos los suplementos alimenticios son malos, hay muchos que ayudan a la salud de gran forma y que refuerzan tu cuerpo con excelentes nutrientes.

Muchas veces la comida que consumimos no es suficiente para proporcionarle al cuerpo los nutrientes que necesita, es por eso que los suplementos son necesarios en algunos casos. Busca píldoras de aceite de semilla de lino o aceite de salmón, esto te ayudará a dormir mejor, tener una mejor digestión y a proporcionarle al cuerpo nurtientes vitales.

También puedes buscar algún multivitamínico con minerales y todas las vitaminas que necesita tu cuerpo para desempeñarse de mejor forma.

Lo mejor es preguntarle a algún experto confiable en nutrición qué tipo de suplementos te recomienda de acuerdo a tu situación y tus necesidades.

2. Una gran alimentación

No podemos dejar de mencionar la importancia que tiene una buena nutrición. Muchos dicen que somos lo que comemos, y aunque podría ser una frase algo exagerada, los alimentos que consumimos afectan prácticamente todos los aspectos de nuestra vida y nuestro cuerpo.

Nuesto desempeño físico y mental dependen en gran parte de los alimentos que consumimos y los nutrientes que le damos al cuerpo humano.  Si quieres tener más energía, vitalidad, salud y sentirte mejor contigo mismo(a), es indispensable que una buena dieta y  nutrición sean parte de tu vida.

Trístemente, la sociedad y cultura moderna está enfocada en consumir alimentos que no precisamente representan una buena alimentación. Comida rápida, hamburguesas, pizza, refrescos, alimentos procesados y todas las demás comidas que se enfocan en darnos placer inmediato pero que pocos minutos después nos provocan un gran sentimiento de culpabilidad.

En lugar de comer lo que todos comen, busca consumir alimentos nutritivos que te hagan bajar de peso y mejorar la salud. Ejemplos: almendras, manzanas, brocoli, arroz integral, pechuga de pollo, atún, salmón, aceite de oliva, aguacate, granos enteros, vegetales de todo tipo y alimentos con proteinas.

3. Ejercicio frecuente

Para tener una gran vitalidad física y bajar de peso con éxito el ejercicio es más que indispensable. Es cierto que se puede tener una vida saludable con solo comer bien, pero cuando se hace ejercicio los resultados positivos aumentan de gran forma y además nos ayuda mucho a tener una mejor salud tanto física como mental.

Si aún no lo haces, te recomiendo mucho comenzar a hacer ejercicio de 3 a 5 veces por semana combinando rutinas cardiovasculares y de resistencia. Si tu enfoque principal es bajar de peso, lo más recomendable es practicar ejercicio cardiovascular como correr, caminar, algún deporte, o las famosas máquinas de los gimnasios. Aunque también es recomendable que practiques un poco de pesas y ejercicios de resistencia.

No creas que hacer ejercicio tiene que ser correr 10 kilometros diarios y terminar muy cansado sin poder mover las piernas o tener que hacer 100 repeticiones de pesas. El sufrimiento no es necesario, más bien, con que haya actividad física es más que suficiente.

4. Buen manejo de estrés y calidad de sueño

Saber manejar el estrés y además tener una buena calidad de sueño es muy importante para tener una mejor salud.  Si tenemos mucho estrés, no dormimos de la mejor forma y esto puede afectar mucho nuestro bienestar e integridad.

Vivimos en un mundo “sobrecomunicado” en donde nos llega información por todos lados y todo avanza de forma muy rápida. Si no sabemos controlar el estrés que provoca la vida diaria y la sociedad tan compleja en la que vivimos, nuestra salud puede verse muy dañada.

Trata de tener al menos unas 7 horas de sueño cada noche en un ambiente tranquilo y relajante para mejorar la calidad de tu salud y de tu vida.

Practicando estos 4 pasos estarás en el camino correcto para mejorar tu salud y tener una mejor calidad de vida en todos los sentidos.

Calorías Innecesarias para tu Cuerpo

La cantidad de calorías que consumimos en el día es siempre un factor a tomar en cuenta cuando queremos bajar de peso Normalmente, mientras más calorías consumimos, más complicado se vuelve quemarlas y adelgazar; por otro lado, si reducimos nuestro consumo o al menos lo controlamos bien, las posibilidades de éxito aumentan.

Pero es importante no solo considerar la cantidad, también la calidad de las calorías debe ser siempre considerada. No es lo mismo 400 calorías de Doritos o papas fritas que 400 calorías de verduras, frutas o almendras.  Cada comida tiene una determinada cantidad de nutrientes.

Si logras combinar en tu alimentación calorías reducidas o controladas y además le das prioridad a la calidad de esas calorías, te garantizo que tus resultados serán magníficos.Ahora veremos 3 tipos de calorías totalmente innecesarias y de mala calidad para tu cuerpo.

1. Bebidas

De nada nos sirve comer ensalada, verduras y alimentos sin grasa si se acompaña con un refresco, jugo embotellado, agua de sabor o cualquier otra bebida que pueda tener mucha azúcar. Una de las reglas que te recomiendo incluir en tu vida diaria es nunca beber tus calorías. Los refrescos, jugos y bebidas tienen muchas calorías y carbohidratos que tu cuerpo no necesita.

 

Lo mejor es tomar agua siempre. Pero si no te gusta o quieres algo con sabor, prueba té helado, aguas de frutas o cualquier otra bebida sin azúcar. Los refrescos de dieta no cuentan icon smile

2. Alcohol

El alcohol es también una bebida, pero vale la pena mencionarlo aparte, ya sus calorías podrían catalogarse como una de las peores que se pueden consumir. Cuando tomas alcohol, no le das ningún tipo de nutrientes a tu cuerpo. Es decir, son caloriás totalmente “vacías”, sin proteínas, sin carbohidratos, sin grasa, sin nada.

La cosa se pone peor cuando mezclamos alcohol con refrescos, imagina todas las calorías extra que tu cuerpo recibe cuando tomas alcohol. ¡Son demasiadas! Te recomiendo reducir al máximo el consumo de este tipo de bebidas, tal ves una cerveza o una copa de vino cada 3 días o cada semana, pero nada más. Evita mezclar alcohol con refrescos, puede atrasar mucho tu progreso.

3. Botanas

En muchas ocasiones nos entra ansiedad por botanear o buscar algún tipo de alimento entre nuestras comidas principales. De hecho, es muy recomendable hacerlo para mantener activo el metabolismo. El problema viene cuando lo hacemos con los alimentos equivocados.

En lugar de elegir algo nutritivo, la mayoría de las personas come papas fritas, galletas, refrescos o cualquier otro alimento chatarra. ¡No hagas lo mismo! Cuando sea tu momento de botanas, escoge alimentos como manzanas, plátanos, zanahorías con limón y chile, nueces, almendras o hasta un pan integral con crema de cacahuate es buena opción.

Botanear con comida chatarra puede destuir por completo tu esfuerzo por perder peso.

¿Qué sigue ahora?

 Elegir de forma inteligente. Tienes todo para elegir bien para evitar calorías innecesarias y de mala calidad. No te dejes guiar por tu ansiedad y por querer alimentos que te den placer inmediato, mejor busca enfocarte más en el largo plazo; ahí es donde los mejores beneficios llegan.

Como Escoger la Mejor Dieta Posible

En este artículo te enseñare algunos tips para elegir la mejor dieta. Muchas personas no saben qué tipo de alimentación llevar para adelgazar, y por consecuencia escogen alimentos equivocados o que en realidad no ayudan a quemar grasa.

¡Sigue los siguientes tips y te garantizo que lograrás buenos resultados!

como escoger dietas
Como escoger la mejor dieta

1. Calidad de calorías

La calidad de las calorías que contienen los alimentos de la dieta que vayas a escoger es muy importante. Siempre dale prioridad a los vegetales, frutas, granos enteros, almendras, nueces, y cualquier otro alimento buenos nutrientes.

No es lo mismo 400 calorías de papas fritas a 400 calorías de manzanas o un pescado. Siempre busca calidad en todas tus comidas.

2. Cantidad de calorías

La cantidad de calorías también es un factor a considerar. Dependiendo de cuánto peses, de cuántos kilos quieras bajar y de tus necesidades, hay un número ideal de calorías diarias que debes consumir. Averigualo y cumplelo todos los días.

Si quemas más calorías de las que comes, bajarás de peso. En cambio, si comes más de lo que quemas a lo largo del día, nunca podrás conseguir esa figura que tanto deseas.

Trata de reducir lo más posible la cantidad de calorías que consumes sin alterar tu alimentación demasiado. Tampoco se trata de solo comer 500 calorías en el día.

3. Flexible y fácil de utilizar

La dieta que vayas a escoger debe ser flexible y fácil de poner en práctica. No incluyas alimentos que no te gustan o que sabes que son muy complicados de preparar. Si tu estilo de vida no te da la posibilidad de preparar alimentos, incluye en tu dieta comidas que sean fáciles de cocinar o que puedas comprar en restaurantes. Busca alimentos que siempre estén a tu alcance, que facilmente puedas comer y sin que se descuide tu alimentación.

Las dietas no se tratan de sufrir, son formas de mejorar la alimentación para así poder lucir una mejor figura.

4. Decisión y compromiso

Lo primero que tienes que hacer es tomar la decisión que vas a seguir la dieta que escojas. Esa decisión será importante para tener motivación y perseverancia cuando se presenten tentaciones. Después, es momento de hacer un compromiso contigo mismo(a). Si no te comprometes a hacer lo que tengas que hacer para cumplir tu dieta con éxito, lo más probable es que te rindas cuando se presente la primer dificultad o que comiences a “romper” esa dieta con comida chatarra que no te ayuda en nada a cumplir tu objetivo.

Decisión y compromiso, dos aspectos fundamentales para elegir y cumplir con una dieta.

5. Verlo como un cambio permanente

Si vemos nuestra dieta como algo temporal que solo haremos mientras intentamos bajar de peso, lo más probable es que cuando logremos esa figura que deseamos volvamos a nuestros viejos hábitos de consumir comida chatarra, refrescos, grasas y todos los demás nutrientes que provocan sobrepeso y obesidad.

Lo mejor es cambiar nuestros hábitos alimenticios de forma permanente. Claro que podrás seguir comiendo esa deliciosa pizza o hamburguesa, pero sabrás qué tipo de alimentación es la mejor para mantener una gran figura. La chatarra no estará tan presente en tu vida y tu consciencia alimenticia aumentará mucho.

Aplicando estos 5 consejos te garantizo que tendrás muchas más posibilidades de éxito con cualquier dieta que vayas a escoger.