Es Momento de Tomar Responsabilidad Por tu Salud

Vivimos en una sociedad donde la alimentación cada día se deteriora más. Los productos procesados, llenos de colorantes, químicos, azúcar e ingredientes que dañan nuestra salud son cada vez más comunes en la dieta de las personas.

A dónde quiera que volteamos hay comida chatarra. Es barato para las compañías fabricarla y barato para las personas consumirla. Lo que sale caro son todos los problemas de salud y sobrepeso que ocasiona; diabetes, problemas cardiacos y todo tipo de complicaciones son muy comunes en las personas que llevan una pobre alimentación.

¿Qué hacer ante este problema?

Si quieres tener una gran salud, perder peso, quemar grasa y lucir mejor que nunca, es momento de asumir responsabilidad y dejar de culpar a alguien o algo más de las cosas que suceden.

Es muy fácil echarle la culpa a nuestro amigo que trajo donas al trabajo, a nuestra pareja que quiso ir a McDonalds o a nuestro compañero de trabajo que nos dio esa deliciosa rebanada de pizza. Pero hacer esto no nos sirve de nada, sólo nos pone en el papel de víctimas que permite poner pretextos y justificaciones a nuestros actos.

 

El primer paso para adelgazar y mejorar nuestra salud es saber que nosotros somos los únicos responsables por los resultados que obtenemos. Nadie va a cambiarnos o darnos una pastilla mágica que nos haga perder peso de la noche a la mañana, esto no es posible.

Hay que asumir responsabilidad, mentalizarnos bien y saber que nosotros somos mismos somos los únicos que podemos cambiar nuestra vida. Nadie más.

Hay que tener una visión a largo plazo. Los resultados no llegan en unos pocos días como a todos nos gustaría, es por eso que tantas personas fracasan al intentar bajar de peso, porque piensan que en pocos días o semanas podrán perder 10, 20 o 30 kilos con un nuevo método, aparato, dieta o suplemento.

Quizá los productos ayuden, pero no podemos pensar que nuestro éxito o fracaso depende 100% de ellos.

Ten claridad

Una vez que hemos asumido responsabilidad y compromiso con nosotros mismos, el siguiente paso es tener claridad sobre dónde estamos y hacia dónde nos dirigimos. Es muy importante ser realistas y ponernos metas que vayan de acuerdo a la realidad y a nuestra situación actual.

Esto no significa que no podamos ponernos grandes metas y objetivos, sólo trata de que sean realistas y puedan alcanzarse.

Ejemplo de una buena meta: “Para el 31 de Julio, quiero bajar 15 kilos”.

Decir cosas como “quiero adelgazar”, “quiero tener vientre plano”, “quiero mejorar mi salud” o cosas así no son metas; son simplemente deseos o fantasías que queremos lograr.

Mientras más clara, específica y concreta sea tu meta, más motivación y ganas de alcanzarla tendrás.

Crea tu plan

Tener una meta definida es un gran paso, ¿pero qué hacer después? Si no tomamos acción inmediatamente es fácil olvidarla y no hacer nada para conseguirla. Mientras más rápido actuemos, más posibilidades de tener éxito tenemos.

Decir “mañana comienzo” o “la próxima semana” o cualquier otro pretexto hará que posiblemente nunca logremos nuestro objetivo. Ese “mañana”, “próxima semana” o “el mes que viene” muchas veces NUNCA llega.

Tu plan debe incluir principalmente 2 elementos:

  • Una rutina de ejercicio
  • Un dieta o plan de alimentación

Estos son los 2 pilares principales que te permitirán adelgazar y lograr los resultados que buscas.

La alimentación es sin duda lo más importante. Sin un cambio verdadero en nuestros hábitos alimenticios, nada va a funcionar, por más ejercicio que hagamos.

Recuerda afrontar el tema de las dietas como un cambio permanente. La mayoría de las personas creen que las dietas deben cumplirse sólo por unas semanas en lo que se adelgaza. Después ya se podrá volver a comer como antes.

¡Esto es un gran error!

Para conseguir resultados permanentes, hay que cambiar nuestros hábitos alimenticios para siempre y no sólo durante unos días o semanas, de lo contrario será muy fácil volver a subir de peso.

Todo comienza asumiendo responsabilidad y darnos cuenta que nosotros somos los que creamos nuestra realidad. Nadie más.

A partir de ahí creamos metas, planes y lo más importante: tomar acción y avanzar lo antes posible.

Disciplina para Adelgazar

Cuando escuchamos la palabra disciplina, muchos llegamos a pensar en maestros o padres enojados con niños, soldados entrenando en la armada o cosas que implican mucho sacrificio o esfuerzo. ¿Esto esto la disciplina? ¡La realidad es que no!

La disciplina significa una cosa: Hacer las cosas que tenemos que hacer sin importar si tenemos ganas o no de hacerlo. Simple definición en teoría, pero no tanto en la práctica.

Para perder peso y adelgazar con éxito es necesario tener disciplina todos los días. Sin disciplina es imposible perder peso y lograr una gran figura. ¿Por qué? Porque cuando se nos presenten tentaciones o momentos en los que tengamos ganas de comer “chatarra” o de no hacer ejercicio, la disciplina es lo que nos mantendrá por el buen camino y nos ayudará a no fallar constantemente.

Como adelgazar comiendo

Disciplina para Adelgazar

Una de las mayores causas de tantos fracasos al intentar adelgazar es que la gente no tiene disciplina. ¿Tienes tú? Si no es así, te tengo buenas noticias: es posible ir desarrollando el hábito de la disciplina, el cual va de la mano con la fuerza de voluntad.

Mientras más fuerza de voluntad tengas, más disciplina irás desarrollando. Fuerza de voluntad implica decir no cuando sea necesario. Si un día sales con tus amigos y comen pizza sabrás decir no y comer algo más nutritivo si tienes una buena fuerza de voluntad, lo cual también te dará más disciplina. Pero cuidado, cada vez que caigas en tentaciones o no hagas lo que sabes que tienes que hacer, tu disciplina y fuerza de voluntad van a ir bajando.

Es como una cadena que te puede llevar al éxito y a excelentes resultados o a momentos complicados en los que no se ve ningún tipo de avance.

Para ir desarrollando tu disciplina y fuerza de voluntad comienza a ir cumpliendo poco a poco con cosas que sabes que debes cumplir para adelgazar. Incluso en otras áreas de tu vida, si cumples de forma excelente, te ayuda a tener más disciplina en tus rutinas, alimentación y todo lo relacionado a la pérdida de peso.

Come bien, haz ejercicio todos los días y verás que comenzarás a sentirte muy bien contigo mismo(a). Mientras más lo hagas, más disciplina tendrás.

Todo comienza en la mente

La mente es una herramienta muy poderosa, la cual puede ser nuestro mejor aliado o nuestro peor enemigo, dependiendo de cómo la usemos. Si desde un principio crees en ti mismo(a) y estás 100% seguro(a) que vas a lograr adelgazar, entonces todo se vuelve mucho más sencillo.

No importa si no has tenido buenos resultados antes, eso no quiere decir que no lograrás cosas buenas en el futuro, no lo tomes como una referencia.

Tienes que estar absolutamente convencido(a) de que lograrás tu objetivo. Si tienes dudas o crees que vas a fallar, al menos un poco, todo es más complicado.

Ten metas claras

Muchas personas no logran desarrollar el hábito de la disciplina porque no tienen metas claras y concisas. Tener metas ayuda a siempre sabe qué camino hay que tomar y hacia dónde dirigirse.

Si no tienes metas, es el momento perfecto para crearlas. ¿Cuántos kilos quieres bajar? ¿Para cuándo?

Por ejemplo: Quiero bajar 15 kilos para el 10 de Agosto. Es importante que sea lo más específica posible y que incluya una fecha límite.

A partir de tu meta, lo mejor es crear un plan de ejercicios y una rutina de alimentación que te permita alcanzarla. La exigencia de tu ejercicio y tu alimentación dependerá mucho de tus metas. Si quieres bajar sólo 5 kilos en 3 meses, no necesitarás realizar tanto ejercicio comparado con tener que bajar 20 o 30 kilos.

Si necesitas puedes consultar con algún experto en nutrición o ejercicio que te guíe por este proceso. Yo te recomiendo mucho la dieta Paleo para bajar de peso y crear músculo en poco tiempo.

La nutrición es lo más importante. Si logras cumplir con disciplina tu plan alimenticio que incluya buenos nutrientes y alimentos que te permitan quemar grasa, estarás por muy buen camino a conseguir el cuerpo que tanto deseas.

Recuerda, la disciplina es muy importante y necesaria para adelgazar. Si no tienes la suficiente, qué mejor momento para comenzar a desarrollarla.

Adelgazar Controlando las Emociones

Es un hecho que la comida juega uno de los papeles más importantes en nuestra vida diaria. Sin ella, no sobrevivimos por muchos días, ya que nos provee de los nutrientes necesarios para que nuestro cuerpo funciona en óptimas condiciones y pueda soportar todo el trabajo que realizamos durante el día.

Sin embargo, nuestra cultura y sociedad se ha acostumbrado a llevar una relación con la comida de amor y odio. ¿Cómo es esto?

Por un lado nos encanta comer. ¿A quíen no le gusta tener una gran comida? Ya sea una hamburguesa, sandwich, salmón, carne o ensalada, comer es una de las actividades que más nos gusta hacer. ¿Conoces a alguien que odie comer? Yo tampoco.

Pero por otro lado, no nos gusta otro aspecto de la comida: nos hace engoradar y nos provoca sobrepeso. Después de que terminamos de comer, en especial si son alimentos chatarra, comenzamos a tener sentimientos de culpabilidad y arrepentimiento. A la mayoría nos ha pasado. ¿Cómo te sientes cuando terminas de comer en McDonalds?


Asi que, por un lado, la comida es algo delicioso que disfrutamos mucho, pero por otro tenemos problemas porque cuando la consumimos en exceso nos provoca sobrepeso y obesidad en casos más graves.

¿Qué hacer al respecto?

El primer paso es darnos cuenta que no debemos llevar una relación de amor y odio con la comida, ya que esto solo afecta nuestros esfuerzos por perder peso. Lo mejor que se puede hacer es encontrar un balance entre comer bien, saludablemente y darnos de vez en cuando algunos lujos o placeres con alimentos “prohibidos”.

Controla tus emociones

Muchas veces cuando comemos en exceso alimentos chatarra es porque lo hacemos por impulsos emocionales que sentimos con frecuencia. Vemos la comida como una forma de alejarnos de emociones negativas que podamos llegar a experimentar en diferentes etapas de nuestra vida.

Si sientes que comes mucho de forma emocional, es el momento perfecto para comenzar a desarrollar tu inteligencia emocional. Haz una auto-reflexión y trata de encontrar el origen de esos problemas emocionales que tengas, busca otro tipo de actividad que no sea comer compulsivamente.

Un excelente tip que puedo compartir contigo es pensar y reflexionar por qué vas a comer en cualquier momento. Si tienes comida enfrente de ti, siempre hazte la pregunta ¿por qué voy a comer? Puede ser porque tienes mucha hambre, porque es tu primer comida del día o porque tu dieta así lo establece.

Esto esta bien, pero cuando pienses y respondas algo como “porque tengo antojo”, “porque me lo merezco” o cualquier respuesta parecida, piensa muy bien si en verdad es necesario consumir ese alimento; en muchas ocasiones verás que puedes saltarte esa comida y ahorrarte el consumo de bastantes calorías.

Recuerda, la comida es una fuente de nutrientes que también puede darnos un gran placer al consumirla, pero esto no signfica que debamos excedernos y comenzar a comer de forma excesiva. Identifica si tienes algún problema de consumo compulsivo de comida, si es así, no dudes en pedir ayuda y encontrar la cuasa del problema, estoy seguro que tu vida va a mejorar mucho si lo haces

 

¿Cuál es la Mentalidad Adecuada para Adelgazar?

Una de los aspectos más importantes de la pérdida de peso es tu propia perespectiva y qué tanta confianza en ti mismo(a) tienes. ¿Te ves bajando todos esos kilos? ¿O ves venir un escenario de fracaso en donde no lograste tu objetivo?

Si tienes una imagen errónea de ti mismo(a), es muy complicado perder peso con éxito. ¿Cómo saber si te pasa esto? Veamos algunos “sintomas”:

  • Crees que eres una persona “gorda” o con sobrepeso que nunca logrará eliminar esos kilos extra
  • Crees que “así naciste”, entonces “¿para qué intentar bajar de peso, si nunca lo voy a lograr?”
  • Piensas que porque tus padres, abuelos o tios tienen sobrepeso, tu también debes tener y no lo puedes bajar porque así es tu genética
  • Sueñas con bajar de peso pero sabes que es imposible lograrlo, es solo una fantasía
  • Crees que estás destinado a vivir con sobrepeso u obesidad el resto de tu vida, te resignas y sigues con hábitos de comer mucha grasa y no hacer ejercicio.
  • Te dejas influenciar por lo que te digan las demás personas. Estás probando una nueva dieta y tu hermano te comenta: “jajaja ¿otra dieta? mejor renuncia, siempre tendrás sobrepeso”, esto afecta tu motivación y pone en duda tu objetivo.
  • No crees en ti mismo, te basas en los fracasos del pasado y piensas que todo seguirá igual.

Podría seguir aumentando esta lista pero mejor hasta aquí la dejamos. Es posible que te relaciones con una o más de estos “síntomas” que te impiden bajar de peso con éxito. Es importante mencionar que si tú te ves fracasando en tu objetivo de bajar de peso, ¡así es como va a suceder!  Estás preparando tu mente para el fracaso y para las excusas de porque no lo lograste.

Mentalidad para adelgazar
Lo más importante antes de elegir una dieta para adelgazar es tener la cabeza con una mentalidad adecuada.

Puede ser que antes hayas intentado alguna dieta o ir al gimnasio y no lograste bajar de peso como hubieras querido. Olvida este tipo de experiencias por completo. El pasado sirve para aprender y no porque haya pasado hace unos meses quiere decir que también volverá a suceder si lo vuelves a intentar.

Es IMPOSIBLE bajar de peso si crees que no lo vas a lograr. Tu mentalidad y la forma en la que afrontas la situación es fundamental para tu éxito.Cualquier persona puede bajar de peso con éxito. El problema es que todos buscan resultados inmediatos o fórmulas mágicas. Eso no existe. Pero tampoco significa que no sea posible adelgazar en relativamente poco tiempo. Se necesita perseverancia, contancia, fuerza de voluntad y mucha confianza en ti mismo(a).

Si no confías en ti mismo y crees en tus posibilidades y habilidades, ¿quién más lo va a hacer?

Nadie. Es normal que cuando deseamos algo, nuestra mente comienza a crear pretextos o excusas argumentando todo lo contrario. Si deseas bajar de peso, tu mente comienza a decir “es muy difícil”, “no lo voy a lograr”, “siempre tendré sobrepeso”, “si nunca lo he logrado antes, ¿por qué ahora si?” y todo tipo de frases que nos hacen creer que en efecto no podemos bajar de peso. Lo mejor que puedes hacer es cambiar tus creencias y pensamientos.

Quizá tienes formas de pensar que desde hace muchos años las adoptaste como ciertas mediante tu subconsciente. Lo bueno es que se pueden cambiar, no de forma inmediata pero se puede.

Tu subconsciente acepta como “realidad” todo tipo de pensamiento o creencia que le implantes. No juzga, no analiza, no pregunta por qué, lo único que hace es aceptar y funcionar en base a este pensamiento. Si hace muchos años adoptaste el pensamiento o creencia de que toda tu vida tendrás sobrepeso y que nunca podrás eliminarlo, tu subconsciente lo ve como la realidad e influencia de esta forma tu comportamiento.

Lo que debes hacer es reemplazar tus pensamientos limitantes y negativos con pensamientos y creencias positivas y motivantes. Identifica qué tipo de ideas, creencias y formas de pensar has adoptado como realidad en tu vida. Después, comienza a hacer consciencia y a darte cuenta de que esos pensamientos no son la realidad. Son solo opiniones que adoptaste de forma inconsciente en tu vida hace mucho tiempo.

Ahora, piensa en pensamientos y creencias positivas. Por ejemplo “tengo confianza en mi mismo y sé que lograré bajar de peso, es algo inevitable”. Repite este tipo de afirmaciones 3 veces al día durante 15 minutos. Después de levantarte, por la tarde y antes de dormir. Hazlo en voz alta y añadele un poco de emoción para que impacte más tu subconsciente.

El Primer Paso para Adelgazar con Éxito

Cuando queremos comenzar a adelgazar, lo primero en lo que pensamos son dietas, alimentación, ejercicios, gimnasio, calorías, etc. Es normal que pensemos así, ya que la nutrición y el ejercicio son los 2 pilares más importantes para bajar de peso con éxito.

Sin embargo, como ya lo he mencionado en muchas ocasiones, hay otros factores que juegan un papel muy importante en tu progreso.

A lo que me refiero es a la decisión y al compromiso por hacer las cosas.

Exito para adelgazar
La alimentación y el deporte son fundamentales para lograr el éxito a la hora de adelgazar, pero más importante aún es tener una mentalidad ganadora!

¿Qué se necesita para tomar la decisión de adelgazar?

La mayoría de las personas que intentan bajar de peso no toman la decisión y el compromiso de hacerlo. Simplemente buscan una dieta, un programa de ejercicios y se ponen a intentar seguirlo. El problema es que estos intentos no tienen fundamentos, no tienen una base, un propósito o un por qué.

Cuando surge algún problema o dificultad, estas personas son las primeras en renunciar y pensar que nunca podrán bajar de peso.  ¿Eres tu una de ellas?

Si es así, ¡no hay de que preocuparse! Hay una solución muy efectiva.

Antes de buscar dietas, ejercicios o suplementos alimenticios, lo mejor que puedes hacer es tomar la decisión de que vas a hacer lo que sea necesario para bajar de peso y adquirir ese compromiso contigo mismo(a) en lograr tu objetivo.

El primer paso para adquirir compromiso y determinación es tener un deseo de hacer que las cosas sucedan. “¡Pero si yo si quiero bajar de peso!”, podrían argumentar muchos. Claro que todos quieren, pero ese deseo no es lo suficientemente grande como para hacer algo al respecto.

Todos “quieren” bajar de peso y tener un abdomen plano, pero no todos actúan más allá de ese deseo. Para tener éxito, es necesario que ese deseo sea realmente grande, o como lo llama Napoleon Hill, autor de Piense y Hágase Rico, “un deseo ardiente”.

Ya que en verdad se tienen las ganas y la convicción de querer hacer que las cosas sucedan, se toma la decisión de hacer TODO lo que sea necesario para alcanzar ese objetivo de mejorar tu condición física y adelgazar.

A partir de ahí es bueno crear metas más específicas, un plan y ahora si escoger un buen programa de alimentación y de ejercicio que coincida con tus necesidades y estilo de vida.

Pero esto se hace ya que tienes un gran deseo por adelgazar y adquieres el compromiso contigo mismo(a) de dar tu mayor esfuerzo cada diá.

Cuando haces esto, tu fuerza de voluntad y motivación son mucho mayores. Cuando inevitablemente enfrentes momentos de ansiedad o de querer renunciar, te mantendrás firme en tu decisión porque ya tienes un propósito y un por qué bien definido.

¡Adquiere HOY mismo el compromiso y toma la decisión de hacer lo que se necesita para adelgazar rápido!

Como Crear Nuevos Hábitos Saludables en tu Vida

Los hábitos son muy poderosos e importantes en nuestra vida. En base a ellos es cómo nos comportamos y actuamos en todo momento. ¿Por qué son tan importantes? Porque son patrones de comportamiento que adoptamos de forma autómatica, a nuestro cuerpo no le cuesta trabajo practicarlos porque lo hemos hecho tantas veces que ya es fácil y normal.

Podemos tener hábitos tanto positivos como negativos. De cada uno de nosotros depende desarrollar hábitos positivos que nos hagan bajar de peso y tener una mejor salud. Tristemente, la gran mayoría de las personas hace todo lo contrario, tienen hábitos negativos como comer alimentos altos en grasas, comida chatarra, no hacen ejercicio y no se preocupan por su salud.

habitos saludables
Dejar el café, hacer deporte, comer adecuadamente son varios de los hábitos saludables que debemos de conseguir.

¿Se pueden cambiar los hábitos?

¿Qué pasa si toda mi vida he estado comiendo muy mal y no he hecho ejercicio, áun así puedo cambiar mis hábitos? ¡Claro que si! Aunque muchas personas piensan que cambiar hábitos es imposible, existen muchas formas de hacerlo. No es fácil y no sucede de la noche a la mañana, pero cualquier persona lo puede lograr.

Crear nuevos hábitos tarde aproximadamente unos 30 días por cada hábito. Te explico el proceso:

  1. Identifica el nuevo hábito que quieres implementar en tu vida. Puede ser algo como correr diario todas las mañanas, ir al gimnasio temprano, desayunar fruta todos los días o cualquier otro.
  2. Comienza lo más pronto posible. No hay porque esperar, en cuanto sepas qué hábito quieres tener, comienza todos los días a practicarlo.
  3. Es fundamental que los primeros días lo practiques sin falta, ya que es cuando tu cuerpo se está acostumbrando poco a poco a realizarlo.
  4. Los primeros 10 días son los más complicados y en muchas ocasiones te verás tentado a no realizarlo, pero es CRUCIAL que lo hagas y que sigas adelante.
  5. A partir del día 11, tu cuerpo estará más adaptado aunque aun te costará un poco de trabajo. Sigue haciendolo, todos los días sin falta.
  6. Si sigues haciendo el hábito de forma diaria, en el día 20 tu cuerpo estará mucho más acostumbrado y adaptado al hábito. Sigue así y en el día 30 estarás adaptado en un 70%-80% por ciento.
  7. Después del día 30, notarás una gran facilidad y un mínimo esfuerzo al realizar el hábito porque tu cuerpo lo hace en gran parte de forma automática.

Es muy importante realizar el nuevo hábito los primeros 10 días. Será complicado, tu cuerpo y tu mente te rogarán no hacerlo, pero ¡no les hagas caso y sigue adelante!

Lo más recomendable es crear uno o máximo 2 hábitos por mes. Si intentas adoptar 5 nuevos hábitos en tu vida al mismo tiempo, lo más seguro es que fracases porque no tendrás el enfoque ni la atención necesaria para lograrlo. Mejor ve poco a poco, uno por uno.

A continuación te dejo una lista de algunos de los hábitos que puedes comenzar a adoptar en tu vida.

1. Comer de 5 a 7 comidas al día con porciones más pequeñas y nutritivas.
2. Levantarte temprano (entre 7 y 9 am) y hacer ejercicio.
3. Dormir al menos 7 horas al día
4. Dejar de fumar o al menos fumar mucho más poco.
5. Bajarle o eliminar el alcohol de tu vida
6. Comer 5 porciones de frutas y verduras al día
7. Ir al gimnasio o hacer ejercicio al menos 30 minutos por día
8. Probar formas de meditación o yoga que mejoren tu vida

Cualquier meta que tengas, conviertela en hábito diario mediante el proceso que acabas de aprender. Al mismo tiempo, identifica cuáles hábitos negativos tienes y eliminalos por completo de tu vida. Simplemente deja de hacerlos y reemplazalos por los nuevos que vas a crear.

Puede parecer un poco complicado pero no lo es. Los primeros 10 días son un verdadero reto pero si los superas, habrás hecho el 80% del trabajo complicado.

¡Prueba este proceso y verás que tu vida cambiará para siempre!

¿Por qué el 99% de las Personas NUNCA Bajan de Peso?

Es un hecho que, mientras más sanos y en mejor figura estemos, nos sentiremos mucho mejor y seremos más productivos. También se maneja mucho mejor el estrés tanto en el trabajo como en la escuela o en la vida personal. Estar en buena forma física nos hace más positivos en todos los aspectos de nuestra vida, nos da confianza en nosotros mismos y una gran autoestima.

Un cuerpo sano y en forma equivale a una mente y espíritu sanos, con una vida mucho más balanceada y estructurada. Todo esto suena muy bien y es lo que todos deseamos, pero ¿por qué muy pocas personas lo logran?

bajar de peso
¿por qué no puedo bajar de peso?

La respuesta es simple: porque no todos están dispuestos a hacer un compromiso de por vida para tener una buena salud y una gran figura.

Si haces un compromiso contigo mismo y que dure el resto de tu vida con el ejercicio y una buena alimentación, nunca más sufrirás de sobrepeso u obesidad.  Así de simple. El problema es que muy, pero muy pocos lo hacen; prefieren el placer inmediato que da la comida chatarra que sacrificarse por algún tiempo y lograr tener una gran figura y una mejor salud.

Nos dejamos guiar por impulsos emocionales. En el momento nos parece perfecto comer ese delicioso pedazo de pizza, sin embargo, 3 horas después, estamos muy arrepentidos y con sentimientos de culpabilidad, pensando en que no debimos comer esa deliciosa pizza. De esta forma es como constantemente nos metemos en un ciclo muy difícil de romper. Nosotros mismos nos dañamos al estar cayendo en tentaciones en lugar de cumplir con una dieta nutritiva y enfocarnos al largo plazo

Además de esto, la gran mayoría de las personas tiende a ignorar una parte crucial de cualquier programa de bajar de peso: el ejercicio. Todo esto se ha visto afectado también por las nuevas tecnlogías. En lugar de subir escaleras y hacer un poco de ejercicio, la gente prefiere los elevadores. Las sillas con rueditas nos permiten seguir sentados y movernos hacia todos lados en lugar de pararnos y al menos hacer algo de actividad física.

La mayoría de los trabajos no utilizan nuestros atributos físios, más bien, son más con la mente. Estar en la oficina enfrente de una computadora por 8 horas al día es algo normal en gran parte de la población mundial, y lo único que esto ocasiona es que estemos estáticos la gran parte del día. Luego, llegando a nuestras casas, estamos demasiado cansados para hacer ejercicio.

Si definitivamente no tienes tiempo para hacer ejericio al menos media hora al día, lo cual dudo mucho, busca formas de introducirlo a tu vida diaria. Por ejemplo, tomas las escaleras en lugar del elevador, camina un poco más, estaciona tu auto más lejos para caminar más hacia tu oficina o tu casa, cualquier cambio puede tener un gran impacto positivo.

Si en verdad quieres bajar de peso y estar en gran forma física, dudo mucho que no lo puedas conseguir. La mayoría de los argumentos que decimos de por qué no podemos hacer ejercicio o tener una buena dieta son pretextos para evitar nuestra responsabilidad y seguir evadiendo lo que deberíamos de estar haciendo para combatir nuestro sobrepeso u obesidad.

La decisión es tuya. ¿Estás dispuesto(a) a comprometerte contigo mismo(a) para en verdad bajar de peso?

Bajar de Peso Rápido: Requisitos Importantes

Muchas personas alrededor del mundo se preguntan todos los días qué es lo que necesitan hacer para bajar de peso de forma fácil y rápida. Buscan dietas, productos, aparatos, polvos mágicos y todo tipo de solución que les permita adelgazar de la noche a la mañana o al menos en muy poco tiempo. Es normal, ya que los humanos siempre buscamos la forma más rápida y sencilla para lograr las cosas.

¿Pero en verdad se puede bajar de peso sin esfuerzo alguno?

La realidad es que bajar de peso es posible, pero nunca en tan pocos días o de la noche a la mañana. Se pueden hacer muchas cosas para que el objetivo se cumpla en menos tiempo de lo esperado, pero esperar resultados inmediatos es completamente irreal.
Lo que si se puede hacer es implementar estrategias y técnicas que hagan posible eliminar esos kilos en menos tiempo. ¿Entonces qué necesito para perder peso rápido?

Es 100% seguro que necesitas cambiar tu alimentación. Quizá no estar en una dieta tan exigente, pero si al menos bajarle al consumo de alimentos chatarra, refrescos y comidas con altos contenidos de grasa, carbohidratos y azucares. La alimentación es muy, pero muy importante, me atrevería a decir que tu éxito depende en un 85% – 90% de tu alimentación y en un 10% – 15% del ejercicio que hagas.

Si estás muy acostumbrado(a) a comer comida rápida o chatarra, te recomiendo poco a poco ir eliminando estos alimentos de tu vida diaria para irle dando paso a comidas nutritivas y que te ayuden a bajar de peso.

Algunos de los mejores alimentos que puedes comer son:

  • Carne, pollo y pescado sin grasa
  • Almendras, nueces y frutos secos altos en proteínas
  • Frutas y verduras
  • Fibra, vitaminas y minerales
pescados
El pescado es un alimento muy sano que no debe de faltar en cualquier dieta.

Lo más probable es que ya sepas qué tipo de alimentos son los que te ayudan a bajar de peso de forma efectiva, sin embargo, aún no los consumes porque no tienen un gran sabor o porque no los disfrutas tanto como la comida chatarra.

No dejes que esto te suceda. Enfocarse en el placer a corto plazo o en la satisfacción inmediata no ayuda en nada, ya que a largo plazo es donde vienen los verdaderos beneficios. Piensa en esa figura que deseas lucir, si comes hoy chatarra nunca lo vas a lograr.

En cambio, si haces un sacrificio y te enfocas en los beneficios a largo plazo, los resultados que obtendrás serán magníficos.

Además de una buena alimentación, también necesitarás hacer ejercicio. Muchos dicen que es posible adelgazar sin hacer ejercicio, y aunque claro que lo puedes lograr, con una buena rutina de actividad física te ayudará a acelerar tu progreso de gran forma. Además es importante considerar todos los beneficios que obtiene el cuerpo cuando se hace ejercicio.

En conclusión, necesitas dos cosas: mejorar tu alimentación y hacer ejercicio. Nada nuevo. No hay secretos ni soluciones mágicas para bajar de peso. Todo se logra trabajando día con día, comiendo bien y haciendo ejercicio.

También es importante considerar que necesitas una buena actitud y mucha motivación. Habrá momentos complicados, pero si sabes seguir cuando parece que las cosas no van muy bien, te aseguro que cumplirás tu objetivo en muy poco tiempo.

¿Qué Tanto Influye la Actitud en la Pérdida de Peso?

Cuando intentamos adelgazar, es normal que haya momentos complicados, momentos en los que pensemos que ya no podemos lograr nada y que nos den ganas de abandonar todo y volver a los viejos hábitos de no hacer ejercicio y comer alimentos chatarra.

Todos, absolutamente todos los que intentamos adelgazar y lucir una mejor figura tenemos momentos de incertidumbre y dificultad. La diferencia entre el éxito y el fracaso es cómo reaccionamos ante este tipo de situaciones. Si nos dejamos vencer al primer obstáculo que encontremos, nunca podremos adelgazar.

En cambio, si seguimos adelante y sabemos superar las adversidades, seguro que lograremos bajar los kilos que queramos.

Uno de los factores que determina la forma en la que reaccionamos antes cualquier situación complicada es nuestra actitud.

Actitud positiva dietas
Una buena predisposición y actitud positiva antes de comenzar cualquier dieta, nos ayudará mucho a cumplir con nuestros objetivos

Si afrontamos la pérdida de peso con una actitud pesimista y pensando que no lograremos nada positivo (como casi todos lo hacen), lo más probable es que los resultados sean negativos y no logremos absolutamente nada. Por otro lado, si cambiamos nuestra perspectiva un poco, confíamos en nosotros mismos y pensamos que vamos a lograr todo lo que nos propongamos, el éxito será mucho más probable.

¿Cuál es tu actitud en estos momentos?

Te invito a evaluar cuidadosamente con qué tipo de actitud estás afrontando la pérdida de peso en estos momentos. Trata de ser lo más honesto(a) posible, ya que de nada sirve reflexionar sobre nuestra actitud si no admitimos la verdad. Si sientes que estás siendo muy negativo(a) o pesimista, no te preocupes, suele suceder.
Lo importante es, a partir de que te das cuenta que necesitas cambiar tu actitud, llevar a cabo un plan para lograr cambiarla.

Comienza a cambiar tus pensamientos, a tener una perspectiva mucho más positiva que antes y a pensar que obtendrás buenos resultados. ¿Confías enti mismo(a)? Si no confías en ti y en tus posibilidades, ¿quién más lo hará? Nadie.

Una buena actitud con motivación, determinación y pensamientos positivos puede ser la gran diferencia entre el éxito y el fracaso en cualquier cosa que quieras lograr, ya sea bajar de peso, iniciar un negocio, etc.

Así que ya sabes, la diferencia está en la actitud. Si es necesario, cámbiala, será de las mejores decisiones que puedes tomar en tu vida.