Los 3 Enemigos de la Pérdida de Peso

Es un hecho que bajar de peso no es algo fácil. Si así fuera, la obesidad y sobrepeso no serían uno de los más grandes problemas en la sociedad y las personas estarían en forma y sin esos kilos de más.

¿Por qué es difícil adelgazar?

Existen muchas razones por las que las personas, por más que quieren, no logran perder peso y grasa corporal como les gustaría. La buena noticia es que hay personas que han logrado perder peso con éxito y de forma permanente; esto es una prueba de que cualquiera puede lograrlo con un buen plan.

En este artículo te presentaré 3 enemigos de la pérdida de peso. Analiza tu situación para ver si alguno de estos 3 elementos están presentes en tu vida y de qué forma están afectando tus objetivos.

3 Enemigos para la perdida de peso
3 Enemigos para la perdida de peso

1. Comida Chatarra

La comida chatarra es sin duda uno de los enemigos más grandes de la pérdida de peso y de las personas que buscan estar en mejor forma. A todos nos gusta comer esos alimentos que tan buen sabor tienen pero que al mismo tiempo contienen altos niveles de grasa, carbohidratos, azucares y nutrientes que promueven la obesidad.

Lo peor de todo es que la comida chatarra es lo que encontramos en todas partes. Nuestra sociedad se ha vuelto dependiente de estos alimentos y cada vez es más complicado encontrar alimentos nutritivos en los supermercados, restaurantes y tiendas.

¿Qué hacer al respecto?

Si quieres perder peso, es vital que reduzcas lo más posible el consumo de comida chatarra. Eliminarla por completo de tu alimentación puede que sea muy complicado, en especial si estás acostumbrado(a) a comer estos alimentos.


Te recomiendo ir poco a poco. No tiene que ser un gran cambio de la noche a la mañana; con el paso de los días puedes ir reduciendo la presencia de estos alimentos en tu vida diaria.

2. La búsqueda del placer inmediato

A los humanos nos encanta hacer las cosas con el mínimo esfuerzo posible. Si hay una forma de lograr algo más rápido y fácil, inmediatamente hacemos todo para que así sea.  Nos basamos mucho más en buscar placer inmediato que en sacrificarnos al corto plazo para lograr buenos resultados al largo plazo.

Por ejemplo, cuando comemos alimentos chatarra, siempre buscamos placer inmediato por el sabor de estas comidas. También cuando no hacemos ejercicio, se nos hace fácil en el momento no realizar el esfuerzo que implica la actividad física.

Lo malo es que cuando hacemos las cosas que nos dan placer o satisfacción inmediata, los resultados a largo plazo no son buenos. Cuando comemos chatarra, a largo plazo nos sentimos culpables y subimos de peso, al igual que cuando preferimos no hacer ejercicio.

Los resultados a corto y largo plazo son siempre opuestos. La clave está en sacrificar el placer o satisfacción inmediata para poder obtener buenos resultados a largo plazo. Si logras hacer esto, estarás por el buen camino de la pérdida de peso.

3. Malos Hábitos

Todos nosotros tenemos hábitos establecidos que determinan en gran parte lo que hacemos en el día y el tipo de resultados que vamos obteniendo. Si nuestros hábitos son negativos, nuestros resultados son negativos.

¿Por qué son tan importantes nuestros hábitos?

Porque implican comportamientos que hacemos de forma automática, sin esfuerzo alguno. Los hemos hecho tantas veces que nuestro cuerpo ya está acostumbrado a realizarlos de forma inconsciente.

Si nuestro objetivo es adelgazar con éxito, es importante evaluar los hábitos que tenemos el día de hoy y después hacer algo para cambiarlos por otros positivos que faciliten la pérdida de peso y grasa.

Comienza creando uno o dos hábitos cada 30 días. Identifica el comportamiento que quieres realizar, puede ser algo como hacer ejercicio todos los días por la mañana, comer diario ensalada, dejar de tomar refresco, dejar la comida rápida o cualquier otra cosa.

Practica este nuevo comportamiento comportamiento por 30 días y verás que tu cuerpo se irá adaptando muy rápido y ya no te costará tanto trabajo ya que lo lleves haciendo por este tiempo. Obviamente los primeros días serán complicados; es vital que no falles por más trabajo que te cueste. A partir del día 10 ya no será tan difícil como al principio.

Si logras combatir de forma efectiva estos 3 enemigos de la pérdida de peso, tus resultados serán mucho mejores. Todas las personas que buscamos adelgazar nos tenemos que enfrentar a cada uno de ellos, sólo dependerá de nosotros si los vencemos o nos dejamos derrotar.

Espero que este artículo te haya ayudado y recuerda seguir visitando el blog para tener acceso a más contenido y tips para adelgazar de forma efectiva y rápida.

Como Tener Más Energía Que Nunca en tu Día

A todos nos gustaría sentirnos con más energía y vitalidad durante el día. Es normal que durante las 24 horas tengamos momentos de mucha energía, momentos de relajación y momentos de ansiedad, frustación o agotamiento. El problema viene cuando este agotamiento o cualquier otro síntoma negativo como estrés o depresión es mucho mayor que los momentos de energía y productividad.
En este artículo compartire contigo algunos consejos y estrategias para tener más energía durante el día y aumentar tu productividad, motivación y felicidad en tu vida diaria.

1. Ten un horario de sueño regular. Es muy recomendable siempre dormir a la misma hora y despertarse también a la misma hora. No tiene que ser 100% exacto, pero que hay al menos poca diferencia entre cada dia, en especial entre semana.  Los fines de semana es posible que te desveles y duermas menos horas, por eso no te preocupes, lo importante es tener un horario regular entre semana.

horario regular
Tener un horario de sueño regular te ayudará a levantarte con más energía cada día.

2. Evita el azúcar y la cafeína en grandes dosis. Procura consumir proteínas y un poco de grasas buenas por la mañana. Si estás acostumbrado a tomar café, procura que sea sin o con poca cafeína, ya que estimula mucho al cuerpo y te hace tener más ansiedad a lo largo del día. Si tomas jugo, que sea 100% natural y no los embotellados que tienen una gran cantidad de azúcar que se transforma en grasa.

3. Toma una pequeña siesta a medio día. Si trabajas todo el día, es obvio que esto no será posible, pero cuando descanses o tengas tiempo libre, una corta siesta de 15 o 20 minutos ayuda mucho a renovar energías, relajarse y sentirse mucho mejor.

Cuando sientas que no te puedes concentrar bien, estás agotado mentalmente o con mucho estrés, una pequeña siesta te va a ayudar mucho tener más claridad mental y aumentar tu productividad en esos momentos complicados.

4. Toma más agua y líquidos. Quizá ya estes cansado(a) de que siempre te digan que debes tomar agua. Sin embargo, la gran mayoría de las personas aunque saben que deben hacerlo, prefieren tomar refresco, jugos llenos de azúcar, café, té o cualquier otra bebida que no sea agua.

Esto no quiere decir que debas dejar tus bebidas favoritas como el té helado, el jugo de naranja o algún refresco. También puedes tomarlas pero con moderación, en especial si se trata de refrescos que lo único que hacen es aportar azúcar que luego se convierte en grasa para el cuerpo.

5. Haz ejercicio al iniciar el día. Cada quien elige el horario en el que prefiere y le conviene más hacer ejercicio. Unos lo hacen por la mañana, otros en la tarde y hay quienes lo pratican en la noche. Si quieres tener más energía en el día, te recomiendo mucho que hagas ejercicio en la mañana, que sea de las primeras actividades del día.

Puede sonar un poco contraproducente, pero cuando haces ejercicio por la mañana, tu cuerpo se llena de energía y entra en un modo donde estás mucho más activo tanto física como mentalmente.  Pruebalo y notarás la gran diferencia con otros días en donde te despiertas y al instante te vas a hacer tus activadades diarias sin hacer ejercicio.

Tip Extra: Evita tratos con personas negativas o conflictivas.

Quizá no lo has pensado, pero las personas con las que convivimos la mayoría del tiempo tienen una gran influencia en nuestra vida y nuestro comportamiento. Si todo el tiempo estás con personas negativas, que se quejan de todo lo que les pasa, pesimistas y que siempre andan buscando conflictos, tu energía disminuye de gran forma, ya que todos estos comportamientos son muy contagiosos.

Por el contrario, si te asocias y convives con gente positiva, que te motive y que no ande siempre viendo el lado pesimista de las cosas, tu energía aumentará o al menos no disminuirá.

Confio en que estos consejos te hayan ayudado. Siempre es posible tener más energía cambiando nuestros hábitos y nuestro estilo de vida paso a paso.

Como Crear Nuevos Hábitos Saludables en tu Vida

Los hábitos son muy poderosos e importantes en nuestra vida. En base a ellos es cómo nos comportamos y actuamos en todo momento. ¿Por qué son tan importantes? Porque son patrones de comportamiento que adoptamos de forma autómatica, a nuestro cuerpo no le cuesta trabajo practicarlos porque lo hemos hecho tantas veces que ya es fácil y normal.

Podemos tener hábitos tanto positivos como negativos. De cada uno de nosotros depende desarrollar hábitos positivos que nos hagan bajar de peso y tener una mejor salud. Tristemente, la gran mayoría de las personas hace todo lo contrario, tienen hábitos negativos como comer alimentos altos en grasas, comida chatarra, no hacen ejercicio y no se preocupan por su salud.

habitos saludables
Dejar el café, hacer deporte, comer adecuadamente son varios de los hábitos saludables que debemos de conseguir.

¿Se pueden cambiar los hábitos?

¿Qué pasa si toda mi vida he estado comiendo muy mal y no he hecho ejercicio, áun así puedo cambiar mis hábitos? ¡Claro que si! Aunque muchas personas piensan que cambiar hábitos es imposible, existen muchas formas de hacerlo. No es fácil y no sucede de la noche a la mañana, pero cualquier persona lo puede lograr.

Crear nuevos hábitos tarde aproximadamente unos 30 días por cada hábito. Te explico el proceso:

  1. Identifica el nuevo hábito que quieres implementar en tu vida. Puede ser algo como correr diario todas las mañanas, ir al gimnasio temprano, desayunar fruta todos los días o cualquier otro.
  2. Comienza lo más pronto posible. No hay porque esperar, en cuanto sepas qué hábito quieres tener, comienza todos los días a practicarlo.
  3. Es fundamental que los primeros días lo practiques sin falta, ya que es cuando tu cuerpo se está acostumbrando poco a poco a realizarlo.
  4. Los primeros 10 días son los más complicados y en muchas ocasiones te verás tentado a no realizarlo, pero es CRUCIAL que lo hagas y que sigas adelante.
  5. A partir del día 11, tu cuerpo estará más adaptado aunque aun te costará un poco de trabajo. Sigue haciendolo, todos los días sin falta.
  6. Si sigues haciendo el hábito de forma diaria, en el día 20 tu cuerpo estará mucho más acostumbrado y adaptado al hábito. Sigue así y en el día 30 estarás adaptado en un 70%-80% por ciento.
  7. Después del día 30, notarás una gran facilidad y un mínimo esfuerzo al realizar el hábito porque tu cuerpo lo hace en gran parte de forma automática.

Es muy importante realizar el nuevo hábito los primeros 10 días. Será complicado, tu cuerpo y tu mente te rogarán no hacerlo, pero ¡no les hagas caso y sigue adelante!

Lo más recomendable es crear uno o máximo 2 hábitos por mes. Si intentas adoptar 5 nuevos hábitos en tu vida al mismo tiempo, lo más seguro es que fracases porque no tendrás el enfoque ni la atención necesaria para lograrlo. Mejor ve poco a poco, uno por uno.

A continuación te dejo una lista de algunos de los hábitos que puedes comenzar a adoptar en tu vida.

1. Comer de 5 a 7 comidas al día con porciones más pequeñas y nutritivas.
2. Levantarte temprano (entre 7 y 9 am) y hacer ejercicio.
3. Dormir al menos 7 horas al día
4. Dejar de fumar o al menos fumar mucho más poco.
5. Bajarle o eliminar el alcohol de tu vida
6. Comer 5 porciones de frutas y verduras al día
7. Ir al gimnasio o hacer ejercicio al menos 30 minutos por día
8. Probar formas de meditación o yoga que mejoren tu vida

Cualquier meta que tengas, conviertela en hábito diario mediante el proceso que acabas de aprender. Al mismo tiempo, identifica cuáles hábitos negativos tienes y eliminalos por completo de tu vida. Simplemente deja de hacerlos y reemplazalos por los nuevos que vas a crear.

Puede parecer un poco complicado pero no lo es. Los primeros 10 días son un verdadero reto pero si los superas, habrás hecho el 80% del trabajo complicado.

¡Prueba este proceso y verás que tu vida cambiará para siempre!

Tips Esenciales para Mejorar tu Salud y Evitar Obesidad

Además de bajar de peso para lucir una gran figura y verse mejor, muchos también lo hacen para mejorar su salud tanto física como mental.

Es un hecho que hoy más que nunca la obesidad y el sobrepeso están presentes en nuestra sociedad y parece que cada día aumenta más el número de personas que buscan desesperadamente perder peso no solo por cuestiones de estética, también para mejorar la salud en general y evitar enfermedades que pueden llegar a ser mortales.

Como mejorar la salud

A continuación veremos 4 pasos que cualquier persona en busca de una mejor salud puede tomar para ir por el camino correcto y eliminar el sobrepeso de una vez por todas.
Como mejorar tú salud.
Como mejorar tú salud.

1. Suplementos alimenticios

Con esto no me refiero a comprar quemadores de grasa con ingredientes extraños que pueden terminar por dañar tu salud en lugar de mejorarla. Evita todo este tipo de pastillas y polvos extraños. Sin embargo, no todos los suplementos alimenticios son malos, hay muchos que ayudan a la salud de gran forma y que refuerzan tu cuerpo con excelentes nutrientes.

Muchas veces la comida que consumimos no es suficiente para proporcionarle al cuerpo los nutrientes que necesita, es por eso que los suplementos son necesarios en algunos casos. Busca píldoras de aceite de semilla de lino o aceite de salmón, esto te ayudará a dormir mejor, tener una mejor digestión y a proporcionarle al cuerpo nurtientes vitales.

También puedes buscar algún multivitamínico con minerales y todas las vitaminas que necesita tu cuerpo para desempeñarse de mejor forma.

Lo mejor es preguntarle a algún experto confiable en nutrición qué tipo de suplementos te recomienda de acuerdo a tu situación y tus necesidades.

2. Una gran alimentación

No podemos dejar de mencionar la importancia que tiene una buena nutrición. Muchos dicen que somos lo que comemos, y aunque podría ser una frase algo exagerada, los alimentos que consumimos afectan prácticamente todos los aspectos de nuestra vida y nuestro cuerpo.

Nuesto desempeño físico y mental dependen en gran parte de los alimentos que consumimos y los nutrientes que le damos al cuerpo humano.  Si quieres tener más energía, vitalidad, salud y sentirte mejor contigo mismo(a), es indispensable que una buena dieta y  nutrición sean parte de tu vida.

Trístemente, la sociedad y cultura moderna está enfocada en consumir alimentos que no precisamente representan una buena alimentación. Comida rápida, hamburguesas, pizza, refrescos, alimentos procesados y todas las demás comidas que se enfocan en darnos placer inmediato pero que pocos minutos después nos provocan un gran sentimiento de culpabilidad.

En lugar de comer lo que todos comen, busca consumir alimentos nutritivos que te hagan bajar de peso y mejorar la salud. Ejemplos: almendras, manzanas, brocoli, arroz integral, pechuga de pollo, atún, salmón, aceite de oliva, aguacate, granos enteros, vegetales de todo tipo y alimentos con proteinas.

3. Ejercicio frecuente

Para tener una gran vitalidad física y bajar de peso con éxito el ejercicio es más que indispensable. Es cierto que se puede tener una vida saludable con solo comer bien, pero cuando se hace ejercicio los resultados positivos aumentan de gran forma y además nos ayuda mucho a tener una mejor salud tanto física como mental.

Si aún no lo haces, te recomiendo mucho comenzar a hacer ejercicio de 3 a 5 veces por semana combinando rutinas cardiovasculares y de resistencia. Si tu enfoque principal es bajar de peso, lo más recomendable es practicar ejercicio cardiovascular como correr, caminar, algún deporte, o las famosas máquinas de los gimnasios. Aunque también es recomendable que practiques un poco de pesas y ejercicios de resistencia.

No creas que hacer ejercicio tiene que ser correr 10 kilometros diarios y terminar muy cansado sin poder mover las piernas o tener que hacer 100 repeticiones de pesas. El sufrimiento no es necesario, más bien, con que haya actividad física es más que suficiente.

4. Buen manejo de estrés y calidad de sueño

Saber manejar el estrés y además tener una buena calidad de sueño es muy importante para tener una mejor salud.  Si tenemos mucho estrés, no dormimos de la mejor forma y esto puede afectar mucho nuestro bienestar e integridad.

Vivimos en un mundo “sobrecomunicado” en donde nos llega información por todos lados y todo avanza de forma muy rápida. Si no sabemos controlar el estrés que provoca la vida diaria y la sociedad tan compleja en la que vivimos, nuestra salud puede verse muy dañada.

Trata de tener al menos unas 7 horas de sueño cada noche en un ambiente tranquilo y relajante para mejorar la calidad de tu salud y de tu vida.

Practicando estos 4 pasos estarás en el camino correcto para mejorar tu salud y tener una mejor calidad de vida en todos los sentidos.