¿Por qué el 99% de las Personas NUNCA Bajan de Peso?

Es un hecho que, mientras más sanos y en mejor figura estemos, nos sentiremos mucho mejor y seremos más productivos. También se maneja mucho mejor el estrés tanto en el trabajo como en la escuela o en la vida personal. Estar en buena forma física nos hace más positivos en todos los aspectos de nuestra vida, nos da confianza en nosotros mismos y una gran autoestima.

Un cuerpo sano y en forma equivale a una mente y espíritu sanos, con una vida mucho más balanceada y estructurada. Todo esto suena muy bien y es lo que todos deseamos, pero ¿por qué muy pocas personas lo logran?

bajar de peso
¿por qué no puedo bajar de peso?

La respuesta es simple: porque no todos están dispuestos a hacer un compromiso de por vida para tener una buena salud y una gran figura.

Si haces un compromiso contigo mismo y que dure el resto de tu vida con el ejercicio y una buena alimentación, nunca más sufrirás de sobrepeso u obesidad.  Así de simple. El problema es que muy, pero muy pocos lo hacen; prefieren el placer inmediato que da la comida chatarra que sacrificarse por algún tiempo y lograr tener una gran figura y una mejor salud.

Nos dejamos guiar por impulsos emocionales. En el momento nos parece perfecto comer ese delicioso pedazo de pizza, sin embargo, 3 horas después, estamos muy arrepentidos y con sentimientos de culpabilidad, pensando en que no debimos comer esa deliciosa pizza. De esta forma es como constantemente nos metemos en un ciclo muy difícil de romper. Nosotros mismos nos dañamos al estar cayendo en tentaciones en lugar de cumplir con una dieta nutritiva y enfocarnos al largo plazo

Además de esto, la gran mayoría de las personas tiende a ignorar una parte crucial de cualquier programa de bajar de peso: el ejercicio. Todo esto se ha visto afectado también por las nuevas tecnlogías. En lugar de subir escaleras y hacer un poco de ejercicio, la gente prefiere los elevadores. Las sillas con rueditas nos permiten seguir sentados y movernos hacia todos lados en lugar de pararnos y al menos hacer algo de actividad física.

La mayoría de los trabajos no utilizan nuestros atributos físios, más bien, son más con la mente. Estar en la oficina enfrente de una computadora por 8 horas al día es algo normal en gran parte de la población mundial, y lo único que esto ocasiona es que estemos estáticos la gran parte del día. Luego, llegando a nuestras casas, estamos demasiado cansados para hacer ejercicio.

Si definitivamente no tienes tiempo para hacer ejericio al menos media hora al día, lo cual dudo mucho, busca formas de introducirlo a tu vida diaria. Por ejemplo, tomas las escaleras en lugar del elevador, camina un poco más, estaciona tu auto más lejos para caminar más hacia tu oficina o tu casa, cualquier cambio puede tener un gran impacto positivo.

Si en verdad quieres bajar de peso y estar en gran forma física, dudo mucho que no lo puedas conseguir. La mayoría de los argumentos que decimos de por qué no podemos hacer ejercicio o tener una buena dieta son pretextos para evitar nuestra responsabilidad y seguir evadiendo lo que deberíamos de estar haciendo para combatir nuestro sobrepeso u obesidad.

La decisión es tuya. ¿Estás dispuesto(a) a comprometerte contigo mismo(a) para en verdad bajar de peso?