3 Elementos que Debe Incluir tu Dieta

Así que ya decidiste bajar de peso. ¡Excelente decisión, te felicito! Ahora viene el momento de la verdad: hacerlo. Es muy fácil decir “quiero bajar de peso”, “ya estoy harto de estos kilos de más” o “quiero una nueva dieta”, pero cuando llega el momento de ponernos a dieta y hacer ejercicio, los pretextos y excusas generalmente ganan la batalla.

Uno de los aspectos más importantes a tomar en cuenta es una buena dieta. Si, todo el mundo sabe que una buena dieta es uno de los principales componentes para la pérdida de peso, pero ¿cuántas personas en verdad saben cómo elegir una dieta y cómo implementarla?

Hay muchos casos en donde la gente simplemente elige una dieta porque les parece buena o porque su amigo o vecino a tenido éxito usandola. Y aunque puede ser que funcione, lo mejor es llegar a una decisión en base a otros factores más importantes.

¿Qué debo tomar en cuenta para elegir una buena dieta?

Antes de perderse en la gran cantidad de dietas que hay, te recomiendo mucho identificar 3 aspectos fundamentales. Si la que vas a elegir no los cumple, descartala inmediatamente.

1. Exito garantizado

Con esto no me refiero a que la dieta prometa que bajarás de peso, porque todas las dietas hacen esto. Lo importante es que compruebes que en verdad la dieta le haya funcionado a otras personas; de preferencia amigos, familiares o conocidos que ya hayan utilizado esa dieta y que puedas comprobar por ti mismo los resultados.

Todos los productos vienen con testimonios de personas que han tenido éxito, ¿pero cómo estar seguros que en verdad funciona si las conocemos?

Si no conoces a nadie personalmente, puedes hacer una buena investigación en foros, discusiones o grupos en Internet de personas que hayan usado esa dieta. En este tipo de páginas la gente es mucho más honesta y aunténtica.

2. Accesible

Perder de peso no debe costarte miles de dólares, a menos que te sometas a una cirugia, lo cual es un tema completamente aparte. Una buena dieta debe ser accesible para cualquier persona. Si te pide hacer gastos ilógicos o sin sentido, lo más probable es que esa dieta esté muy enfocada en promocionar otros productos o suplementos alimenticios.

Comer bien puede resultar un poco más costoso de lo normal, muchas frutas, verduras, alimentos integrales u orgánicos cuestan más porque son de mayor calidad que la comida rápida que tanto se vende.

Pero OJO, esto no significa que tengas que gastar mucho dinero para una buena nutrición. Si algún componente de la dieta es muy caro, por ejemplo, las fresas o moras, puedes reemplazarlo por otra fruta más accesible como las manzanas o duraznos.

Lo mejor es encontrar un balance, tampoco es posible estar a dieta y no gastar ni un sólo dólar o peso. Es obvio que se necesita una inversión en buenos alimentos para tu salud y pérdida de peso.

Encontrar un balance es algo que definitvamente te ayuda a gastar lo necesario, ni más ni menos.

3. Compatible con tu estilo de vida

Antes de elegir cualquier dieta, revisa los alimentos que incluye cómo sería un día de tu vida practicandola. ¿De verdad te ves consumiendo esos alimentos? ¿Son compatibles con tu estilo de vida y con tus gustos?

Por ejemplo, puede ser que la dieta que me recomendaron incluya guisados o platillos caseros que tardan bastante tiempo en preparar, sin embargo, mi estilo de vida es muy agitado y no tengo tiempo para estar preparando este tipo de alimentos. Es evidente que esta dieta no me serviría de nada.

Mejor busco una que incluya alimentos fáciles de preparar o ya hechos para que no se me complique y tenga más posibilidades de éxito.

Estos 3 aspectos pueden ser un tanto obvios y no muy novedosos, pero el 90% no los considera al momento de elegir una dieta, al menos en su totalidad.

Te invito a reflexionar muy bien si la dieta que vas a elegir o la que ya estás implementando cumple con estos tres “requisitos”. Quizá algo sientes que no va bien y esta información puede “abrirte los ojos” para enderezar el camino :)